Vidal confirmó el bono, anunció un acuerdo salarial “con más de la mitad de los estatales” y lamentó el rechazo docente

Luego del rechazo docente a la oferta paritaria de hoy, la gobernadora, María Eugenia Vidal, anunció el pago de un bono de 7000 pesos para trabajadores estatales bonaerenses, de 3500 para todos los jubilados y el cierre de la paritaria con los gremios estatales para 2018 y 2019.

Vidal dijo que para 2019 se acordó “un aumento salarial del veinte por ciento con instancias de readecuación en función de la inflación” con los gremios que nuclean a más de la mitad de los empleados de la provincia.

Durante un acto realizado en la sede de la Gobernación provincial, Vidal afirmó que “fue un año difícil para las familias, los jubilados, los trabajadores. Desde que empezó el año, nuestro objetivo fue no dejarlos solos. Por eso, hemos tomado la decisión de que todos los trabajadores estatales del Gobierno de la provincia de Buenos Aires cobren en diciembre un bono de siete mil pesos, que se suma a los aumentos acordados a lo largo de todo el año”.

“Para 2019 –prosiguió- hemos acordado un aumento salarial del veinte por ciento con instancias de readecuación en función de la inflación. Esto le da previsibilidad a miles de trabajadores del gobierno de la Provincia, que saben a partir de hoy cuánto van a ganar al cerrar este año y cuánto van a ganar en 2019”.

La propuesta que se acordó hoy con los gremios estatales contempla aumentar el sueldo básico y todos los componentes que conforman el salario, de forma tal que los sueldos se incrementaron para el 2018 un 32%. Esa misma propuesta fue rechazada por los sindicatos docentes en la tarde de hoy.

La mandataria lamentó “que este acuerdo, aceptado por más de la mitad de los trabajadores del gobierno de la Provincia, haya sido rechazado hoy por los gremios docentes, después de veinte reuniones a lo largo del año y once propuestas distintas”.

Vidal resaltó que “una vez más, no vamos a renunciar a seguir dialogando, lo vamos a seguir haciendo en el mes de diciembre. No vamos a hacer que la falta de acuerdo de los gremios docentes excluya a los docentes del aumento que recibe el resto de los trabajadores, todos los docentes de la Provincia cobrarán también el bono de siete mil pesos en el mes de diciembre”.

“Fuimos serios y responsables durante todo el año, nunca prometimos lo que no se podía pagar”, explicó Vidal, quien recordó que su gestión “sostuvo el pago al día de sueldos a 585 mil familias” y “adelantó el aguinaldo en julio y lo volvió a adelantar en diciembre” a pesar de los avatares económicos.

La propuesta salarial para los docentes ofrecía un incremento del sueldo inicial de un maestro de grado, con material didáctico, que pasará de 12.500 a 16.710 pesos, y que el salario promedio pasará de 24.659 a 32.865. Sumado el premio por presentismo, los salarios se ajustaban en 17.210 y 33.365 pesos, respectivamente.

Incluido el bono de siete mil pesos, el aumento de sueldo para un maestro recién iniciado ascendía al 42,3 por ciento, mientras que para el docente promedio rondaba el 37,7 por ciento.

Acompañada por sus ministros de Economía, Hernán Lacunza; de Trabajo, Marcelo Villegas; y de Asuntos Públicos, Federico Suárez; y por el Director General de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny; la gobernadora subrayó que “en un momento difícil, lo importante estar cerca y demostrar con acciones concretas que uno lo está”, y añadió que “el año que viene los vamos a seguir acompañando, cuidando y sosteniendo”.

Para que los maestros no pierdan poder adquisitivo en lo que va del año, el gobierno realizó seis adelantos y a partir de septiembre, esos anticipos fueron incorporados al salario docente impactando en el sueldo básico, la antigüedad y otros conceptos mediante el decreto 1145.

El primero se abonó en abril y comprendió: 5% retroactivo a enero, 5% retroactivo a febrero y 5% retroactivo a marzo. El segundo se abonó en mayo y comprendió: 3% retroactivo a marzo (8% acumulado) y 8% retroactivo a abril. El tercero en junio y comprendió 10% retroactivo a mayo.

El cuarto, el 11 de julio y comprendió 10% retroactivo a junio, el quinto se abonó el 25 de julio y comprendió 3% retroactivo a junio (13% acumulado) y 15% por julio.

Por último, el sexto se abonó en septiembre y comprendió 19% a agosto, ascendiendo a 20,7% con el pago de material didáctico.

A partir de octubre y tras un nuevo rechazo de los gremios de la propuesta paritaria, los docentes comenzaron a percibir el 30% de aumento.