El sabbatellismo marchó contra la violencia de género, con apoyos y silencios que hablan por sí mismos

A tres años de haber dejado el poder, el sabbattellismo continúa con prácticas que convirtió en costumbre. A una semana del aniversario, marchó contra los femicidios y “para decirle no a la violencia de género en todas sus formas”. Entre las pancartas se mostraba la cara de la jefa de la Tupac Amaru, Milagro Sala, que está presa con aval de la Corte y procesada en múltiples causas. No hubo ningún escrache en cambio contra de Daniel Bellini, el femicida dueño de Pinar de Rocha, a quien la Cámara Penal de Morón acababa de otorgar la libertad condicional.

“Tenemos que seguir visibilizando esta problemática que cada año se cobra la vida de cientos de mujeres. En lo que va de 2018 ya son más de 200 los femicidios, el 30% de ellos en la Provincia de Buenos Aires. Necesitamos que el Estado asuma la responsabilidad en esta lucha que es de todos y todas. Sin un Estado presente no hay solución posible. #NiUnaMenos”, publicó el Nuevo Encuentro en las redes sociales.

Vaya paradoja, la abogada de Bellini (al menos desde lo formal), Raquel Hermida Leyenda, fue asesora de la ex AFSCA y responde a una ONG feminista, con la cual utilizó para casos mediáticos como la denuncia contra el sketch de “La nena” de Guillermo Francella, o el caso de la violación en Independiente. La criminóloga interviene en programas sobre violencia de género. Con su chapa, sirvió de pantalla protectora política para que el caso Bellini sea apenas un título perdido entre miles de policiales. Bellini no sólo mató a su pareja, Morena Pearson, con la que tuvo un hijo. Logró salir de prisión a los dos años con una domiciliaria, que también violó, por lo que fue detenido en 2016.

Durante los últimos años vivió con su hermana, que tenía a cargo el hijo de la víctima. Bellini no pudo contradecir aquella condena en 2011, pero logró otros beneficios. La Cámara Penal firmó la liberación condicional días atrás. Extraño, para alguien con antecedentes penales y una violación (al menos, registrada por la Policía) de su condicional. Más extraño es que pase inadvertida la Injusticia. Para ser honestos, tampoco se vió ninguna otra expresión de repudio. Pero si la marcha es por Milagro Sala, y no por Morena Pearson, ya pasa del absurdo.

No fue la única actividad este sábado. En la sede de la UOM Morón, se desarrolló el Encuentro por la Educación organizado por Unidad Ciudadana. Disertaron el ex ministro de Educación, Alberto Sileoni; la diputada nacional Mónica Macha (UC) y el ex intendente Lucas Ghi.

Completaron el panel la secretaria adjunta de Suteba, María Laura Torre; la coordinadora del Frente Docente del Instituto Patria, Silvia Vázquez, el presidente de la UCEJ Roberto Crovella, y la referente estudiantil de Nuevo Encuentro provincia de Buenos Aires Valentina Zapata.