El ministro Zinny y el concejal Delfino se reunieron con estudiantes secundarios en Hurlingham

Mientras que para la FEB, el paro docente de este lunes fue “contundente”, para el gobierno bonaerense la medida de fuerza registró un acatamiento de sólo el 40%. El ministro de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, visitó escuelas y mantuvo un encuentro con estudiantes de Hurlingham.

“Luego de relevar 9.838 escuelas a través de 135 Inspectores distritales, 1.770 inspectores areales y más de 9.000 directores de escuelas, registramos un acatamiento al paro en el día 3 de diciembre del 40% y 98 servicios educativos cerrados”, informaron a Télam desde la Provincia.

El paro se lanzó el miércoles pasado luego de la última reunión paritaria, en la que el Gobierno no se movió de la oferta a los estatales, del 2% en diciembre, más un bono de 7000, que cobrarán todos los trabajadores del Estado bonaerense. Otros gremios aceptaron también el 20% para 2019, sujeto a revisiones claro. Fue el °29 día de huelga, entre provinciales y nacionales, sin que pretendan firmar la ya fallida paritaria.

Sin modificar agenda, el director general de Escuelas visitó establecimientos primarios y jardines en Punta Indio. También registró un encuentro con chicos de Hurlingham, junto al concejal de Cambiemos Lucas Delfino, a su vez subsecretario de Asuntos Municipales de Nación.

El candidato local mantiene una fluida relación con otros funcionarios de Gobierno. Y apunta al 2019 con base en las obras que bajan de Nación y Provincia.

Hoy, por caso, se reunió con más de 50 vecinos en la  Sociedad de Fomento de Parque Johnston, junto a representantes locales de Anses, CAJ (Centro de Acceso a la Justicia), concejales y consejeros escolares.

Lucas Delfino manifestó que el objetivo de la reunión fue “encontrar diferentes espacios y lugares para que tengamos la posibilidad de dialogar” y dio paso para que los vecinos pudieran expresar sus inquietudes. Seguridad, obras, limpieza y tránsito fueron el eje de las consultas.

Respecto a la inseguridad, Delfino señaló: “Vemos un estado municipal que es inepto o es cómplice. No vemos que haya una decisión del municipio de abordar y afrontar un tema tan complicado que nos mata a los chicos y a nosotros mismos. Nosotros, con respecto a la inseguridad, va a ser tolerancia cero, va a ser nuestra prioridad”.

En otro plano aclaró que “prácticamente el 100% de las obras en Hurlingham son del gobierno nacional y provincial. No hay una sola obra de gran porte que haya hecho el municipio: Combate Pavón, la repavimentación de Vergara, agua y cloaca. De hecho el recambio de luminaria lo hizo con un crédito del Banco Provincia, tomando deuda como nunca en la historia de Hurlingham. Los arreglos de las plazas, Marques de Avilés, las salas de atención primaria”.

Por último, destacó: “Tenemos que comenzar a trabajar y puntualizar en medidas concretas que nos pueden cambiar la calidad de vida.
Involucrarse tiene que ver con querer recuperar nuestro barrio. Ese Hurlingham modelo que soñamos en algún momento”.