Legislatura: Se redujo el presupuesto de los Concejos y deja abierta la posibilidad de desdoblar las elecciones

La maratónica sesión por el Presupuesto 2019 otorgó varias concesiones a los intendentes, pero redujo finalmente el porcentaje de recursos que recibirán el año que viene los concejos deliberantes de la Provincia. Además, se creó una comisión para estudiar la posibilidad de desdoblar las elecciones, una movida que encabeza Sergio Massa, con cierta astusia.

Luego de varias modificaciones, finalmente Cambiemos logró que los concejales empiecen a trabajar obligadamente en marzo, como la Legislatura. Hasta este año arrancaban las sesiones ordinarias en abril y hasta noviembre. Eso no quitaba que se llamara a sesiones especiales o extraordinarias, como ocurre este mes con el Presupuesto de todas las comunas.

En Morón se tratará recién mañana. Esta noche se modificará la Fiscal Impositiva, es decir el aumento de tasa para enero.

La presidenta del HCD estaba encantada con la modificación del período ordinario, pero no tanto con el ajuste que implica los cambios en la LOM. Es que la Provincia quería reducir del 3 a 1.5% el techo a asignarse del Presupuesto de cada municipio. Eso volvió atrás en un dictamen del Senado, en noviembre. Se giró a Diputados. Y al final quedó el 2%.

En el caso de Morón, de ese presupuesto depende también la Defensoría del Pueblo. Pero es un ajuste que puede ajustar más a la oposición que a los oficialismos.

Queda un debate mucho más duro todavía, sintoma de las especulaciones cruzadas entre peronismo, massismo y macrismo. Es que ayer se creó una Comisión Bicameral para estudiar el desdoblamiento de las elecciones en la Provincia para gobernador, la cual realizará un informe no vinculante sobre la posibilidad de separar los comicios municipales.

Está descartado que los municipios tengan elecciones separadas del resto. Pero opera desde el massismo la idea de que los intendentes prefieren ir descolgados de Cristina Kirchner. Algo que en algunos casos puede ser cierto y en otro no.

Por lo pronto, Vidal sí estudia la posibilidad de desdoblar las elecciones provinciales. Lo puede hacer decreto, como ya han hecho Córdoba y San Juan. El asunto es si le sirve o no a Cambiemos. El peronismo quiere unirse en los distritos y salvar a los intendentes del palo. Ituzaingó por caso mantiene al último viejo Cacique, Alberto Descalzo, quien viene de perder a manos de Cambiemos. En el vecino distrito de Hurlingham, PJ y La Cámpora podrían ir a internas.

Todos apuntan a las encuestas. El peronismo quiere a Vidal afuera de la Provincia. Ella va por su reelección. Podría ser el motor electoral de Macri en 2019, en la misma boleta o si gana antes. En todo caso, sus candidatos locales la llevarían en la boleta. Esto tampoco le conviene al peronismo, que está dividido. Para quién juega Massa? se verá en 2019.