El Concejo Deliberante de Morón convalidó un aumento promedio del 35% en las tasas; tributará el Aeropuerto

Por 29 votos a favor y 13 en contra, la Asamblea de concejales y Mayores Contribuyentes aprobó anoche la reforma Ordenanza fiscal e impositiva de Morón, lo que implicará una suba lineal del 35% en las tasas municipales en enero y la creación de un tributo sobre el Aeropuerto.

El proyecto girado por el Ejecutivo contó con los votos de Cambiemos, más los unibloques del GEN (en general) y PJ. Votaron en contra Unidad Ciudadana y Frente Renovador, a excepción del artículo que establece la ampliación de las eximiciones tributarias para electro-dependientes.

Para el concejal Hernán Sabbatella (UC) se trató de “un nuevo impuestazo del 50% para 2019”. Es que la ordenanza faculta al Ejecutivo a llevar las tasas hasta ese límite, en el caso de las partidas que sufrián actualizaciones sobre la base imponible.

También criticó, al igual que el FR, el revalúo que hizo el municipio en 2018. De hecho, todavía hay unas 5000 viviendas sin declarar o con un valor fiscal muy por debajo de la realidad. En este caso el 50% actuó como techo, y sirvió para que la tasa (TSG o TISH) no se dispare muy por encima, como ocurrió en partidos vecinos como Hurlingham, donde se tomó el revalúo de ARBA como excusa para aumentar la TSG más del 100% durante este año.

Cambiemos defendió el esquema, con cierto respaldo de las concejales Yametti y Godoy. La edil del GEN no está convencida con cobrar tributos retroactivos a 2019, por obras no declaradas. En cambio, se preguntó por qué no se podría cobrarle a Aeropuertos Argentina 2000 por la tasa aeroportuaria creada ayer. Esto es debido a que la terminal de El Palomar no funcionó pero no tributó al Municipio este año.

El tratamiento de esa tasa también generó debate. El oficialismo explicó que es una tasa “única” que exime del cobro de otros tributos municipales (TISH) a las aerolíneas. En un principio el intendente, Ramiro Tagliaferro, pensaba en recaudar unos 50 millones de pesos. Pero ayer trascendió que no pasará del millón mensual. No quedó claro la forma en que se calcula la Tasa Unica Aeroportuaria, pero tiene que ver con los metros del terreno y un estimativo del tránsito de pasajeros. Es decir que no será por boleto vendido. Es lo que se “acordó” con AA2000, concesionaria de la terminal.

En este caso será la empresa de Eurnekián la que le pague al municipio y, en todo caso, le cobre un cánon a las aerolíneas que utilicen el Aeropuerto de El Palomar. Siempre se pensó en una tasa económica para no elevar las tarifas de las “low cost” (no cobran por la Tasa de Embarque). Por otro lado, la reforma deja en claro que la comuna le podrá cobrar las tasas comerciales habituales a los comercios que se instalen dentro de la Base.

El Municipio auspicia un crecimiento económico que considera tan importante para el distrito como la propia terminal aérea. “Por el Aeropuerto ya se crearon más de 11 puestos de trabajo, de manera directa e indirecta”, consideró el jefe de bloque de Cambiemos, Leandro Ugartemendía. Este mes la terminal empezará a ser internacional. Por ahora sólo opera Flybondi. Pero ya está aprobada la pronta incorporación de la chilena JetSmart. Y Norwegian mostró interés.