Organizan una marcha por Ailén, la chica que fue estrangulada y golpeada por su novio en El Palomar

Ailén Decuzzi (20), la joven que apareció asesinada el sábado pasado en la casa de su novio, en El Palomar, fue molida a golpes, pero murió por estrangulamiento. El acusado quedó detenido y se negó a declarar ante la Fiscal. Los familiares organizan marcha para este miércoles.

La convocatoria es a las 17hs en la comisaría de Morón 6ta y bajo el hashtag del colectivo “Ni una menos”. “Tenía todos los dientes rotos y la cara desfigurada. Tuvimos que velarla a cajón cerrado”, relató la abuela de la chica el lunes pasado.

Los peritos judiciales aún no determinaron la hora exacta de la muerte. Pero en el informe preliminar difundido por la agencia Télam llegaron a la conclusión de que la chica no murió a causa de los múltiples golpes que recibió, sino por el estrangulamiento al que fue sometida.

La abuela Alicia afirma que el crimen se produjo minutos antes de las 17. Ella misma la había acompañado a su nieta a la parada del colectivo el sábado a las 14.30. No la vio subir, pero pasadas las 15 recibió un WhatsApp que decía: “Mami, llegué”. Fue el último mensaje de Ailén.

“Ella me dijo que iba a volver a las 17 y no lo hizo. Me extrañó porque siempre cumplía. La llamé y no contestaba. Al rato ya me daba directo el contestador. Su fotito desapareció del perfil del WhatsApp: seguro que el asesino cerró el perfil”, contó en diálogo con el canal TN.

La principal hipótesis de los investigadores es que la joven de 20 años quiso terminar la relación con el acusado, David Vela Balazar, un peruano de 23 años que alquila el departamento de Paraíso al 600, una residencia ubicada a tan solo dos cuadras del Acceso Oeste.
El lunes lo llevaron frente a la Fiscalía N° 11, especializada en violencia de género. Por consejo de un defensor oficial, el acusado se negó a declarar. Este fue uno de de los cuatro femicidios que hubo en apenas dos días. El lunes murió una mujer apuñalada por su pareja, en Laferrere.