Recorrida por el PITAM: Empresarios explican por qué aspiran al desarrollo de la industria aeronáutica en Morón sur

El intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, volvió hoy a visitar el Parque Industrial Tecnológico Aeronáutico de Morón (PITAM), en una recorrida para periodistas locales en la que los propios empresarios del sector explicaron por qué apostaron al desarrollo de la Base Aérea.

“PITAM es uno de nuestros emblemas y representa nuestra mirada a futuro como gestión: el desarrollo de Morón como ciudad aeronáutica. Con el crecimiento de este Parque Industrial estamos promoviendo el desarrollo tecnológico, económico y sustentable y también estamos generando trabajo en el distrito”, explicó el jefe comunal, que en noviembre viajó a España para proyectar un plan productivo.

La recorrida de esta mañana incluyó a las empresas Sero Electric (que desarrolló un auto 100% eléctrico), Abac SRL (produce válvulas e insumos para la industria petroquímica, además de equipos de GNC) y otras tres compañías ligadas directamente con el mundo de la aeronáutica: Global Jet Aviation (inauguró un segundo hangar de 3000 mts2, High Fly Servicios Aeronáuticos SRL y 2000 Aerosistema SA.

Al igual que ocurre con El Palomar, la Base de Morón Sur es de uso mixto. Es decir que un sector sigue bajo la órbita militar y otro está a cargo del Instituto Nacional de Aviación Civil. El PITAM nació hace una década. Leonardo Barone, de Global Jet, fue uno de los primeros en radicarse. “Esto era un cañaveral. Se mejoró mucho. Tiene un potencial ilimitado”, sostuvo hoy el piloto y empresario, que no busca ningún tipo de eufemismos al hablar del “Aeropuerto de Morón”. Es que lo que se conocía como “aeródromo” (incluso hubo algún conflicto cuando la Base volvió a manos de las Fuerzas Armadas en 2016) podría convertirse en un área de servicios privados de mayor impacto.

Según trascendió hoy, la pista central, donde aterrizó el General Perón a su regreso del exilio, podría ser puesta en valor para permitir operaciones diurnas y nocturnas. El Municipio todavía quiere estudiar a qué apuntar en el PITAM: industria comercial, área de servicios, producción. Es por eso que se trajo de España financiamiento de la Unión Europea para realizar un “estudio” y presentarle un modelo de desarrollo.

Pero para Global Jet el futuro es claro: no hay salvo en San Fernando una estructura importante para vuelos privados (y esa estación está saturada: “El 50 por ciento de la industria aeronáutica en EEUU es el sector privado. Pero las autoridades aeronáuticas argentinas nunca les interesó y sólo le prestaron atención a los vuelos de líneas, que es apenas la mitad del negocio. Este es el único distrito que tiene dos aeropuertos”.

“Estamos muy agradecidos con el Municipio y el Intendente por el impulso que le están dando al PITAM y por el acompañamiento a cada una de las empresas que invertimos acá”, indicó Barone, uno de los socios de la compañía que destinó 3 millones de dólares en un nuevo hangar.

Según Tagliaferro, las inversiones privadas no serán un problema. “No fuimos a Europa a buscar empresarios. Hay 44 ó 45 empresas que podrían instalarse en el PITAM, el tema es fijar un rumbo de lo que vamos a hacer”, reconoció el intendente. No parece tan sencillo. Este pln se presentó con Martín Sabbatella siendo intendente. No pudo, o no supo cómo seguir. El Palomar ya reflotó la consigna de “ciudad aeronáutica”.

Con entrada en la Avenida Figueroa Alcorta y Santa María de Oro, en Castelar Sur, el predio de la ex VIII Brigada Aérea vislumbra otro desarrollo. El PITAM cuenta con 20 hectáreas, distribuidas en 42 lotes y espacios comunes destinados a la construcción de hangares, naves industriales y escuelas de vuelo. Junto al Parque Industrial Deca y La Cantábrica (Haedo) se prevé la creación de 1.200 puestos de trabajo.

Acompañaron la recorrida de esta mañana Daniel Chinelatto, presidente de la Sociedad Anónima de Participación Estatal Mayoritaria (SAPEM); y Alejandro Florentino, Gerente del PITAM.