Tras el aumento de tarifas, renunció el secretario de Energía y la liga de intendentes peronistas prepara otra ofensiva

Tras los aumentos tarifarios anunciados ayer, Javier Iguacel renunció a la estratégica Secretaría de Energía, donde se esconden muchos de los desmadres económicos que arrastraba el Estado y ahora sopesan sobre los bolsillos de los argentinos. Su reemplazante será Gustavo Lopetegui, ex secretario de Coordinación de Políticas Públicas de Jefatura de Gabinete y mano derecha del titular de la cartera,  Marcos Peña.

El cambio supone una maniobra política interna, tal como fueron los polémicos anuncios. Realizados ayer desde el Gobierno, que cargó antes de fin de año con ese peso, cuando muchos de esos asuntos pasarán en días nomás a las esferas provinciales. De Vida y Larreta, al menos.

Como sea, el futuro político de ambos está atado a la economía de los próximos meses. Y viceversa. En el peronismo lo saben y salieron en yunta a contraponer críticas. Aún cuando en sus municipios los intendentes meten tarifazos similares a los Nación, anunciaron que recurrirán a la Justicia para frenarlos, como en otras oportunidades.

“Los intendentes del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires presentarán de manera conjunta un recurso de amparo ante la Justicia para que suspenda los nuevos incrementos tarifarios anunciados por el Gobierno Nacional. El amparo planteará que los aumentos en las tarifas de luz, agua, gas y transporte son confiscatorios e irracionales. No cumplen con las normas legales vigentes”, comunicaron.

“Este gobierno sigue aplicando las mismas recetas y no tiene el más mínimo registro de lo que viene sucediendo en las casas, comercios, clubes y PyMEs de nuestras ciudades. Solo concibe cumplir a rajatabla con el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional y así pagar los intereses de la deuda externa generada por ellos mismos en estos tres años de un pésimo gobierno”, manifestaron en conjunto.