La Policía Federal detuvo a siete personas que desguazaban camiones en un predio subalquilado del Belgrano Cargas

La Policía Federal desmanteló una organización delictiva dedicada al desguace de camiones de gran porte, luego de allanar un predio ubicado en Pablo Podestá (Tres de Febrero), en el marco del ministerial de lucha contra el robo automotor y la comercialización de autopartes.

“La cooperación entre la Nación y la Provincia de Buenos Aires brinda resultados importantes en la lucha contra los delitos complejos. Detrás de los desarmaderos, muchas veces se esconden hechos de sangre que angustian a los ciudadanos”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

La investigación fue coordinada por personal de la Dirección Nacional de Investigaciones que encabeza Rodrigo Bonini, con el fin de determinar si en un terreno ferroviario ubicado en la Av. Márquez y Benito Chas se desarrollaban maniobras ilícitas tales como la adulteración de numeraciones registrales de chasis y motor, el desecho de tóxicos en conexiones clandestinas conectadas con el Arroyo Morón, y la fabricación de combustible y acopio del mismo.

Fue así que efectivos de la división Delitos contra el Automotor de PFA allanaron el predio y hallaron 44 camiones, 61 semirremolques, 32 automóviles y cinco motos.

Al registrar los vehículos, los federales secuestraron camiones Mercedes Benz con pedido de secuestro vigente por robo agravado, semirremolques, una motocicleta Cerro 110, camiones Renault con deficiencia en grabado de numeraciones y falta de plaqueta identificatoria de motor; y chasis cortados sin numeración registral.

El lugar es un terreno subalquilado a la empresa Belgrano Cargas y subalquilado a su vez a otras cuatro firmas utilizadas para el depósito de estos vehículos. Allí se detuvo a siete hombres argentinos y mayores de edad.

Asimismo, personal de la división Delitos Ambientales procedió a la extracción de cinco muestras positivas de fluidos tóxicos derramados sobre el terreno, como hidrocarburos y fuel oil.

El predio quedó clausurado y bajo custodia policial. Intervino el Juzgado Federal de Tres de Febrero, a cargo del Dr. Juan Manuel Culotta, Secretaría Penal Nº 3 del Dr. Larrea.