El acuerdo por el SAME Provincia incluiría la apertura de la guardia del Hospital del Bicentenario de Ituzaingó

El difundido acuerdo por el SAME Provincia no llegaría solo, ni estaría aislado a los deseos del intendente K Alberto Descalzo. Según trascendió en las últimas horas, el PAMI tomó posesión de las obras del Hospital del Bicentenario y estaría dispuesto a terminar una parte para que se inaugure una guardia, aunque no se sabe bajo que jurisdicción. Es lo que le pedía la gestión municipal, que hace 23 que promete un nosocomio y hasta actuó una falsa inauguración en 2015.

Los acuerdos se tejen entre jefaturas. Hasta fin de año no había novedades sobre la obra que financió el PAMI pero por un dudoso convenio en el que actúa como «comitente». Desde que Cambiemos en Nación y Provincia que la comuna reclama cumplir con ese convenio que rubricó el prcesado ex interventor de la obra social Luciano Di Césare y que nadie quiso respaldar legalmente en la Legislatura bonaerense, cuando se intentó aprobar por un proyecto de Ley (del PJ) que la unidad fuera traspasada a la Provincia. Por ahora la Gobernación no tiene injerencia real en ese proyecto.

En 2015 el ex gobernador Scioli se mostraba en el edificio de la calle Brandsen sólo para hacer campaña. Incluso se hizo una inauguración, que no inauguró nada. La obra no está el 95% como dice Descalzo y cía. Le faltan más de 600 millones de pesos de inversión sólo para terminarlo y equiparlo. Ese era también el presupuesto anual considerado hace dos años para ponerlo en funcionamiento. El Municipio no podría costearlo. El PAMI sólo recibirá, por convenio, un sector para gerentología. La encerrona legal, administrativa y política no fue resuelta al menos hasta 2018.

“Hace tiempo estamos atrás de la apertura del Hospital; desde que Ituzaingó es distrito, nunca tuvo uno”, indicó el concejal de Cambiemos y ex delegado del PAMI Gabriel Pozzuto. En declaraciones a La Noticia 1, aseguró ayer que el PAMI se enfocará en la «atención primaria» del Hospital del Bicentenario. Al Municipio le interesaba mudar la guarida del hospitalito de Brandse, que rebajó a sala primaria en 2009 (cuando se anunciaron los hospitales de la 125).

Días atrás también desde el Municipio dejaron trascender que se iba a abrir una guardia en el predio adquirido por el municipio en 2002 durante un remate judicial. En 2003 se colocó la piedra fundacional, con el entonces gobernador Solá como figura. La falta de inversión le fue pagada con abucheos durante un acto con Néstor Kirchner en 2005. El ex presidente prometió los fondos para colaborar con la obra. No llegó nada. Todo arrancó en 2013 y quedó casi por la mitad.

Descalzo y Scioli difundieron gacetillas con la imagen de médicos recorriendo el hospital del Bicentenario. Era todo un puesta en escena. La gobernadora Vidal habló del hospital por primera vez hace unos meses. No estasba en sus planes hacerse cargo del elefante blanco kirchnerista. Su plan era reformar las guardias de los hospitales que tiene la Provincia. «Que la próxima sea Ituzaingó», confió durante un acto el año pasado. Mientras tanto, negociaba con el jefe comunal la llegada del SAME Provincia. Descalzo se negaba a aceptarlo si no le daban una guardia. Para fin de año trascendió el convenio por el cual el Municipio aceptaría 4 ambulancais equipadas. Estaría obligado a darle a la Provincia toda la información que le niega a los concejales de la oposición sobre el servicio privado de emergencias Salud Protegida. Pero a cambio podría conseguir lo que viene pidiendo desde 2009. Tener una guardia decente que ofrecer.

 

Pozzuto y el titular del PAMI, Cassinotti, en el Hospital

Para meter presión, esta mañana el descalcismo desarrollaba (lo había anunciado) otra marcha hacia el hospital de Brandsen y Roca. Es curioso, porque nunca hubo demandas populares sobre el miserable servicio de salud que el ofrece el municipio a sus contribuyentes. Y no porque falten los motivos. El intendente vive de los servicios de salud de Nación (Hospital Posadas), Provincia, y los municipios de Merlo y Morón. Dicen que la única clínica (privada) del distrito también tiene relación con el intendente. Descalzo había vendido al Hospital del PAMI como una maternidad pública. La novela, en este año electoral, recién comienza. Cambiemos sabe que tiene un penal sin arquero que patear.