Tagliaferro recorrió las obras en la Primaria N° 3 de Morón

El intendente Ramiro Tagliaferro recorrió hoy las obras en la Escuela Primaria 3 de Morón, donde se realizan trabajos de albañilería, pintura y electricidad, a partir de los aportes del Fondo Educativo provincial que el municipio invierte en los establecimientos escolares.

Las obras en esta institución ubicada en Maestra Cueto 750 (lado norte de la estación de Morón) están destinadas a la reparación de las filtraciones de agua, por lo que se están refaccionando techos y cielorrasos, y reemplazando tejas y membranas.

Además, se está rehabilitando un laboratorio con nuevo equipamiento, sumado a los trabajos de pintura en las paredes y arreglos en los baños.

«Continuamos con las obras en las escuelas durante el verano, para que los chicos puedan desempeñarse en un espacio en las mejores condiciones. La Escuela Nº3 es un establecimiento histórico en el distrito y tenemos que cuidarlo como tal. Así los más de 200 alumnos que asisten podrán desenvolverse de la mejor manera en sus estudios», indicó el jefe comunal.

En la recorrida acompañaron al Intendente, el Secretario de Planificación Estratégica, Gastón Pérez, el Concejal Rolando Moretto y el Vicepresidente del Consejo Escolar, Sebastián González.

Los avances son supervisados por el Consejo Escolar de Morón, en forma conjunta con la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar. Las obras son impulsadas a través del Fondo Educativo, en un plan general que «se está aplicando en 26 escuelas, y se complementa con trabajos en cocinas y comedores de otros 48 edificios a partir del Servicio Alimentario Escolar», informó la Comuna.

Durante este mes, continúan los trabajos en la EPB N° 3 y el Jardín de Infantes Nº 918, de Morón, y en el Jardín de Infantes Nº 924, de Castelar.

De acuerdo a la Ley de Presupuesto bonaerense, los municipios del GBA deben destinar al menos la mitad de ese fondo en infraestructura escolar (no ingresa al Consejo Escolar). El año pasado muchos intendentes quedaron en evidencia a partir de la tragedia en Morón, aunque lo disimularon con la complicidad de los gremios docentes (en Moreno, por caso) para luego evitar invertir todo en las escuelas.

La presión de la liga de intendentes peronistas consiguió cambiar el proyecto original y dejar el Fondo Educativo como estaba hasta el año pasado, a pesar de que muchos comenzaron a invertir en la obra pública cuando sintieron la presión de los padres por los días de clase perdidos.