El secretario de Seguridad de Morón confirmó que fueron «intencionales» los incendios en la ex RIBA y el vivero

El secretario de Seguridad Ciudadana de Morón, Bernardo Magistochi, confirmó hoy que de acuerdo a las primeras pericias se iniciaron de modo «intencional» los incendios del viernes y sábado tanto en el inmueble donde funcionara la ex RIBA como en el vivero municipal. Dos hechos similares y en poco tiempo, pero sin ninguna vinculación aparente, generaron todo tipo de especulaciones políticas el fin de semana.

En diálogo con el programa «Estación Central», el funcionario moronense confirmó hoy (anoche publicó un tuit oficial el intendente Tagliaferro) que el incendio en el antiguo predio de la Fuerza Aérea tuvo su origen en lo que por lo menos se puede verse como una «intrusión».

«Las pericias indican que habría ingresado alguien a la propiedad. Hay dos focos donde se habría iniciado el fuego. Lo que se prendió son diarios y revistas, nada muy importante. Anteriormente se habían juntado cosas en algunos rincones como para generar ese fuego», dijo Magistochi.

Durante el fin de semana la noticia recorrió redacciones, portales y redes sociales. Se versionó sobre la relevancia de la documentación perdida (nada judicial) y se cuestionó la falta de custodio en el lugar. «No busco echar culpas. No había un sereno, como sí en el vivero municipal, que se incendió el sábado. Hay gente que quiere generar un daño y habrá que averiguar con qué intencionalidad», explicó el secretario.

Informe ex RIBA

El viernes se incendió el ex centro de Inteligencia de la Fuerza Aérea, ubicada en Entre Ríos al 900, en Morón. Para el Municipio fue intencional. Sólo se quemaron algunos recortes de diarios y revistas. En 2016 fueron condenados dos altos responsables de la ex RIBA. El lugar fue señalizado en 2017.

Posted by MPQuatro Radio Online on Monday, February 18, 2019

 

«Después, en el área de DDHH interviene Nación y Provincia y se está tratando de regularizar para la correspondiente custodia», apuntó Magistocchi. El predio está prácticamente abandonado. Se hizo un comodato en favor del municipio en 2007. Pero no hubo otra cosa más que un acto con murgas, al que asistió Rosa Roisinblit, abuela de Plaza de Mayo. En septiembre de 2016 se juzgó a los responsables de ese espacio, por el secuestro, tortura y desaparición de su nieta embarazada Patricia Roisinblit, y de su esposo, José Manuel Pérez Rojo.