El Gobierno presentó su proyecto de Responsabilidad Penal Juvenil: El kirchnerismo se opone y el FR tiene uno propio

El ministro de Justicia, Germán Garavano, presentó junto a su par de Seguridad, Patricia Bullrich, el anteproyecto del nuevo Régimen de Responsabilidad Penal Juvenil, que contempla bajar la edad de imputabilidad de 16 a 15 años en los casos de delitos de más de 15 años de prisión.

“Luego de tres años de trabajo junto a @rgillavedra, el equipo de @jusgobar y el aporte de la sociedad civil a través del Programa #Justicia2020, podemos presentar un proyecto moderno, acorde a la Constitución Nacional y la Convención sobre los Derechos del Niño”, sostuvo Garavano en redes sociales.

Y agregó: “En Argentina rige un decreto de la dictadura, por lo que no existe un sistema penal que de respuestas adecuadas a los jóvenes. Nuestra iniciativa asegura un proceso que respete las garantías de los menores y permita que las víctimas participen activamente”.

El anteproyecto se presentó hoy en conferencia de prensa, mientras organizaciones como la CTA marchaban al Ministerio de Justicia en contra de la propuesta.

“Bajar la edad de imputabilidad es una medida propagandística del Gobierno en un año electoral. Estadísticamente, la participación de menores en delitos graves es ínfima. La baja viola los derechos de niñxs y adolescentes y no resuelve los problemas de inseguridad”, sostuvo la diputada de Unidad Ciudadana y Nuevo Encuentro Mónica Macha. Su partido siempre estuvo en contra, aún bajo el gobierno de Scioli.

Pero las definiciones se alejan de la realidad. La Procuración Bonaerense publicó en 2015 un informe aterrador: Si bien sólo el 4,30% de los delitos denunciados durante 2012 había sido cometido por menores de 18 años, en los casos de homicidios su participación trepaba hasta el 12,62%. Según ese informe sobre homicidios, intentos de y robos armados registrados en el primer trimestre de 2013, el 56% correspondía a jóvenes y menores. De los países de la Región, sólo Argentina y Bolivia carecen de un régimen penal diferenciado para los menores.

Si bien su presentación fue mucho más amplia, ayer, en el Frente Renovador también presentaron una propuesta para concretar la reforma que se esconde detrás de pancartas huecas. Hace unos años atrás, este medio consultó a la diputada Graciela Camaño sobre los datos de la Procuración y no le creyó. Aunque en teoría se encargarían concejales de su partido en hacerle llegar los índices que hoy la alarman.

“Si el Gobierno presenta el proyecto, lo vamos a discutir”, aseguró hace unos días. Aunque advirtió que “no vamos a especular como hace el Gobierno, vamos a dar la discusión, quiero que haya un régimen penal juvenil”.