Descalzo abrió por 24ª vez el ciclo de sesiones en Ituzaingó: El discurso de campaña del último Barón del Conurbano

Los carteles en el fondo del salón de la EP 1 de Ituzaingó resumen 24 años. Militantes sostienen la consigna «sí al hospital». Un tiro directo hacia un Gobierno que no avanzó con ese proyecto aún, pero que lo volvió a licitar. Un coro que sale de las propias usinas del intendente, Alberto Descalzo, que abrió ayer su 24º ciclo de sesiones ordinarias del HCD. En octubre irá por su sexta reelección. Un discurso duro del alguien que se cree inoxidable. El último Barón del Conurbano.

Asumió en 1995 y desde entonces promete un Hospital con fondos de Nación o de Provincia, que compensen la endeble estructura que recibió. A diferencia de distritos vecinos e igualmente pobres, no le sumó nada valioso. El hospitalito de la calle Brandsen pasó a ser una Salita en 2009, cuando desde el Gobierno lanzaban los Hospitales del Bicentenario. Se terminó uno solo y funciona a medias. En Ituzaingó lo inauguró falsamente en 2015, luego de que el PAMI gastara más de 200 millones de pesos.

La piedra fundamental del proyecto original la pusieron en 2003 junto a Felipe Solá, que a esa altura ya había ocupado el cargo de Carlos Ruckauf (era su vice) y después fue electo gobernador. La Provincia finalmente no pondría un peso. Eran tiempos de crisis: salarios congelados o en Patacones. Descalzo entonces era investigado por la contratación irregular de empleados que eran familiares de funcionarios y concejales (el recinto se había reducido a la mitad por la crisis). La «causa ñoquis» se terminó por archivar a pedido del Fiscal General de Morón, Federico Nievas Woodgate. El fiscal que investigó fue suspendido el pasado año.

Descalzo sabe de crisis. Fue secretario de seguridad de Ruckauf, cuando la Alianza estallaba y la devaluación duhaldista dejaba un tendal de pobres. Claro que en ese momento el PJ tenía el matafuegos a mano. La mano dura llegó hasta la masacre de Avellaneda.

Pero los políticos no tienen memoria, como los caballeros, dicen. Descalzo no prometió nada. Se dedicó a endilgar toda culpa a Cambiemos: «La seguridad es responsabilidad del gobierno provincial. Sin embargo seguimos con los recursos municipales sosteniendo distintas acciones que permiten prevenir el delito. Me refiero a las 40 motos que compramos para patrullar», indicó.

«La crisis económica generada por el Gobierno hizo estragos en el mercado laboral. Continuamos fortaleciendo la asistencia social con diferentes programas, como el “Plan Más Vida”, que a la fecha tenemos 1.200 vecinos titulares que reciben $515, al que se le suman $361 por hijo. ¿Qué puede hacer una mujer y su hijo con $876?», se contradijo.

También se refirió a la «EMERGENCIA EDUCATIVA, luego del lamentable hecho que sacudió a la comunidad con la muerte de una Directora y un auxiliar por una explosión ocurrida en la escuela de Moreno». Y a la «Emergencia Social, Económica» aprobada por el HCD. Fue la tragedia de Moreno la que activó los resortes para que los intendentes inviertan el Fondo de Fortalecimiento Educativo en obras, y no en sueldos. La mesa social sirvió para ir encolumnando organizaciones detrás de su campaña.

Posted by Uciadi La Camara on Thursday, March 7, 2019

 

«El Gobierno Nacional no encontró el rumbo y eso determinó una inestabilidad económica que impactó directamente en la vida cotidiana de nuestros vecinos. La realidad demuestra que el año pasado 2,5 millones de argentinos pasaron a ser pobres. Los trabajadores perdieron poder adquisitivo y hoy lo confirmó el INDEC», indicó en su discurso.

«El nivel de respaldo internacional del que habla Macri tiene relación directa con el alto nivel de endeudamiento que vamos a pagar los argentinos y argentinas», finalizó.