El Palomar: Referentes del kirchnerismo, el PJ y el massismo se abrazaron en la protesta de vecinos del barrio aeronáutico

Vecinos del barrio Aeronáutico de El Palomar participaron ayer de un «abrazo simbólico», luego de los desalojos ordenados por la Fuerza Aérea y la Justicia. La movida sirvió para que referentes del peronismo y del kirchnerismo duro se mostraran juntos por una causa, en lo que bien podría definirse como una foto pre electoral. El conflicto viene desde 2012 pero estalló a fin de año junto con el aeropuerto de la Base.

«Toda mi solidaridad con los vecinos y vecinas del barrio Aeronáutico de El Palomar que corren un permanente riesgo de desalojo. Estuve junto a la comunidad en el abrazo simbólico que realizaron», rezó el ex intendente Lucas Ghi, en una jornada en la que Nuevo Encuentro tuvo varias actividades partidarias, desde la apertura de un local en Morón, hasta una inauguración con Gustavo Menéndez en Merlo.

En El Palomar, se sumaron a la protesta los massistas Martín Marinucci y Jorge Laviuzza, pero también estuvo el ex asesor de Gabinete de Scioli y ex candidato a intendente Gabriel Barquero. El hombre del PJ se lanzó a la campaña y participa de las marchas que promueve el kirchnerismo. Le hace sombra a las intenciones de otros referentes locales del peronismo como Hernán Solito. También estuvo la diputada Mónica Macha. Todo el grupo se puso al frente, con una bandera que decía «basta Macri». En composé con lo actuado en el HCD.

Es que tanto UC como el bloque del FR se opuso al aeropuerto, como a los cambios de indicadores urbanos y de tránsito que permiten su explotación comercial. Hasta ahora la terminal estaba pelada. Y se cree que habrá proyectos comerciales en el entorno de la 1ra. Brigada Aérea.

Esto es al menos lo que denuncia la oposición. La semana pasada, tras la apertura de sesiones, el intendente Ramiro Tagliaferro esquivó el conflicto: «No son 120 familias, quedan sólo 8 desalojos. Y se recibió a los vecinos, aunque vinieran de malos modos», sostuvo ante una consulta.

Desde los referentes del barrio salieron a contestarle con una carta. Como sea, la Fuerza Aérea terminó de dar por baja contratos de alquiler que se habían eternizado ante la inactividad de la Base. Y fue la Justicia de San Martín la que terminó por ordenar los últimos desalojos.