Extraña sesión en el HCD Morón: El sabbatellismo pidió por el busto de Alfonsín y un periodista sacó su título de Licenciado

En una extraña sesión, en la que se trataron pocos asuntos y se extendió en homenajes, el Concejo Deliberante de Morón dejó dos títulos que nada tienen que ver con los «asuntos entrados» de hoy: El intento del bloque de Unidad Ciudadana de empatizar con la figura de Raúl Alfonsín y pedir por el busto de Néstor; y la interrupción de un periodista que polemizó con dos personajes del kirchnerismo, por el Aeropuerto.

Como suele ocurrir con las sesiones ordinarias, la jornada de esta tarde comenzó con una banca abierta: La Dra. Claudia Nonaka, responsable del Servicio de Hemoterapia del Centro Regional de Hemoterapia (CRH) de Haedo y médica asistente del Hospital Posadas, expuso sobre la importancia de donar sangre y médula ósea, en el marco del Día Mundial del Donante de Médula Ósea.

Luego fue el turno de los homenajes. Dos días después del natalicio del expresidente Raúl Alfonsín, estaban preparados los ediles de formación radical: Sandra Yametti, del GEN; Juan Carlos Martínez, del FPV; y Rolando Moretto (Cambiemos) dirigente del Comité de distrito.

A su tiempo, Hernán Sabbatella exigió que se cumpla con la colocación del busto de RA, que se aprobó por unanimidad en mayo del año pasado.

La solicitud se había formalizada en septiembre de 2016, con el respaldo de la UCR y de la Dirección de DDHH del Municipio, a cargo en ese entonces de Francisco Mones Ruiz (presidente del ARI y actualmente jefe de Gabinete del secretario de Derechos Humanos de la Provincia).

Tras aprobarse la colocación de ese busto, en la Plaza San Martín, Cambiemos salió a derogar el homenaje a Néstor Kirchner, que yacía junto a los bustos de Perón y Evita. Sabbatella aprovechó el tema para pedir que estén los bustos de los cuatro. Acto seguido, Moretto le explicó que el Comité se iba a hacer cargo del costo de esa obra (nunca quedó claro quién pagó el de Néstor, si la gestión Ghi o el PJ de Morón).

«Pueden considerarlo el padre de la Democracia, un estadista, pero personalmente creo que fue sobre todo un militante», le recordó Moretto. Bajo los albores democráticos del alfonsinismo se forjaron desde planes de vivienda y de asistencia social, de alfabetismo; se reformó la Ley de Defensa, se sancionó la Ley de Divorcio y se enfrentó a las Juntas Militares con el juicio de Lesa Humanidad más importante.

La economía, la hiperinflación, terminó por desbarrancar ese proyecto. El principio del final fue la sublevación carapintada, en abril de 1987. Pese al clamor popular inicial, perdió las elecciones y la Provincia ese año en manos del PJ, que en los ’90 se comenzaría la etapa neoliberal.

Sorpresa: Aeropuerto

Había pocos asuntos que tratar en la tarde de hoy, que estuvo atravesada claramente por la campaña. El tema Aeropuerto lo estuvo desde su origen.

El lunes, el portal Anticipos publicó que la jueza en lo Contencioso Administrativo de Morón, Mónica Luján López, había rechazado días atrás el amparo presentado por los concejales del Frente Renovador en contra de la reforma de los indicadores urbanos de la Base Aérea de El Palomar, ahora de uso «mixto». Los cambios fueron aprobados a fin de año para poder habilitar comercios en la terminal de aviones y su entorno. La oposición cuestionó la maniobra por entender que al menos debía pasar por audiencia pública. El oficialismo consideró que no hacía falta porque el asunto de fondo se debatió en abril de 2008, por orden judicial. La juez López entendió eso mismo y falló en consecuencia.

Esa publicación, dirigida por el Lic. Andrés Llinares, tuvo réplicas. La abogada Claudia Sambro Merlo, vinculada al kirchnerismo, a los gremios aeronáuticos y a la causa StopFlybondi, lo cruzó en redes sociales y lo acusó de haber difundido información que se suponía bajo secreto.

Anticipos le contestó ayer: «La causa dice “Levántese las reservas de las presentes actuaciones”. Doctora, lo dice la causa, lo publiqué y usted hace el comentario abajo del artículo periodístico. Abajo del artículo periodístico que dice que la causa es pública, usted dice que no podemos dar a conocerla. Que yo sepa, la Jueza es Mónica López y no usted».

Por el mismo asunto, también lo acusó de jugar para el oficialismo el «manager» del portal militante K «Quinto Poder», Edgardo Hernán Cardo, un empleado municipal que está en «comisión» en el Concejo Deliberante, más precisamente en el despacho del concejal Diego Spina.

«Y vos Cardo te enojas conmigo como la doctora que trabajaba en el municipio en los noventa, Claudia Marcela Sambro, porque no leen. La causa es pública», le replicó Llinares. Y lo denunció: «Cobras 18.221 pesos del Municipio de Morón sin ir a trabajar, lo que en 2004 era imperdonable».

En esos cruces el director de Anticipos recordó que no era un paracaidista sino un Licenciado en Comunicación con más de 20 años de historia en el Municipio, e incluso ex asesor del gobierno de Alberto Descalzo. Todo esto hay que explicarlo para entender por qué hoy ingresó al recinto durante la sesión, sacó el título universitario de un recipiente y se lo pasó por la cara a todos los concejales. Cuando terminó su desfile, lógicamente, la presidenta del cuerpo, Analía Zappulla, le pidió que se retira. Lo cual hizo con gesto de disculpa. Tarea cumplida.