Sobrero levantó el paro en el ramal Sarmiento, le pidió disculpas a los usuarios y aseguró que “la vida vale mucho”

Luego de las primeras ocho horas del día, la seccional Oeste del Ramal Sarmiento interrumpió y levantó el paro de 24 horas que había lanzado ayer a partir de esta medianoche por la muerte de un operario de comunicaciones en la estación Castelar.

Durante la asamblea de estas mañana, el delegado de ese ramal, Rubén Sobrero, propuso suprimir la medida de fuerza. Lo atribuyó a una serie de reuniones que mantuvo con la empresa Trenes Argentinos, para canalizar los reclamos de condiciones de trabajo, y al peso que el propio paro tiene sobre los trabajadores que utilizan el tren Sarmiento.

“Hemos avanzado en los reclamos en una reunión con la empresa y queremos tener un gesto hacia el usuario. No queremos que la gente se vuelva viajando mal. Hemos logrado un avance en la discusión y decidimos suspender el paro”, indicó hoy Sobrero.

En principio, se acordó realizar “un protocolo de seguridad”, colaborar con la familia de Carranza y otras cuestiones más laborales.

“Le pido disculpas a los trabajadores, lo hacemos por ellos, no por la empresa”, sostuvo Sobrero, quien además dijo que era “vergonzoso” el comunicado que emitió la central de UF.

El paro tuvo que ver con la muerte de Sebastián Carranza, quien falleció al caer desde el techo de la estación de Castelar al hueco del túnel, el lunes pasado, cuando colocaba una cámara. Era personal de Comunicaciones de la empresa.

El propio Sobrero había lanzado el paro ayer por la tarde e, incluso, publicó un video en el que se mostraba cómo los trabajadores impedían que salieran formaciones manejadas por personal jerárquico esta madrugada. Una vez que el paro había superado la hora pico, el delegado de la línea Bordó, enfrentó a sus compañeros y les pidió colaborar con el usuario.

“Ahora tenemos que ir a trabajar?”, le consultaron en la asamblea en los talleres de Castelar. “Boludeces no, compañero. Si usted estuvo toda la noche acá, obviamente no le vamos a pedir que vaya a trabajar”, le contestó otro delegado.

En el medio quedaron las críticas a la empresa, por situaciones de salubridad que la concesión se comprometió a discutir. “Para nosotros la vida de un trabajador vale mucho”, dijo para justificar el paro que acababa de levantar.

Consultado por este medio por las condiciones en las que se accidentó Carranza, Sobrero contestó: “No tenía las condiciones suficientes. Eso lo tendrá que definir la Justicia”.