Jurado popular encontró «culpables» en dos hombres que estaban acusados de torturar y matar a un vecino de Merlo

Un jurado popular declaró «culpables», por unanimidad, a dos hombres por las torturas y el asesinato de un vecino de Merlo al que encadenaron de pies y manos para robarle una mezcladora de cemento, una garrafa y herramientas en 2017, informaron ayer fuentes judiciales.

El debate oral fue coordinado por el juez Humberto González, del Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Morón, y había comenzado el lunes pasado luego de que se eligieran los integrantes del tribunal popular, tras lo cual comenzaron a declarar los testigos, cinco de ellos presenciales.

Los acusados que fueron condenados y podrían recibir prisión perpetua son Pablo Emanuel Ugarte Sanabria (24) y Daniel Elías Barraza (22), hallados responsables del homicidio de Sergio Daniel Sueldo (47), quien el día del robo fue atado con una cadena de pies y manos dentro de una casa de la calle Carrasco y Necochea de la localidad de Pontevedra, Merlo.

Además, fueron juzgados por una tentativa de robo, uso de arma de fuego y tenencia de arma de guerra porque la noche anterior al crimen de Sueldo fueron a la casa de su prima para robar una moto y como no lo lograron, dispararon en seis ocasiones contra la vivienda, donde había niños.

El fiscal Javier Baños, que llevó adelante la acusación junto a su par Gabriel Sotelo, dijo a Télam que cerca de la 1.30 de esta madrugada, el jurado dictó «un fallo ejemplar» contra los acusados por los delitos de «homicidio criminis causa, robo agravado con el uso de arma en grado de tentativa y portación de arma de fuego de uso civil».

«El jurado, al dictar un veredicto condenatorio, evita que los acusados sigan matando y robando comos si fueran los dueños del barrio. El fallo de culpabilidad es un mensaje de tranquilidad que le van a dar a un barrio tan golpeado y dolido por la delincuencia y los robos. Sabemos bien que ellos son los asesinos», sostuvo Baños.

En los alegatos, ambos fiscales habían pedido al jurado que declararan a los imputados «culpables», mientras que las defensas habían solicitado la absolución por considerar que que algunas de las pruebas presentada por la fiscalía no estaban totalmente claras, entre ellas las muestras de ADN en la escena del crimen.

Durante toda la semana, pasaron por la sala de audiencias diez testigos importantes, entre ellos familiares de Sanabría, vecinos y policías que realizaron allanamientos al momento de las detenciones y otros procedimientos relacionados a la investigación.

Todos los testigos coincidieron en que los acusados, al momento de ser detenidos, tenían en su poder la garrafa, una mezcladora de material y herramientas robadas a Sueldo.

El tribunal dará a conocer la pena para los acusados el próximo viernes a las 13.30 en los tribunales de Morón, donde se realizará la audiencia de cesura de la pena.

Fuente: Télam.