Vidal asistió al Tedeum y luego a un locro en La Matanza, mientras que Frigerio acompañó a Delfino en Hurlingham

La gobernadora, María Eugenia Vidal, participó hoy de la celebración de la Revolución de Mayo en el Playón del Barrio Puerta de Hierro, en la localidad de San Justo, partido de La Matanza.

Allí, un grupo de vecinos del barrio apoyados por el Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (OPISU) organizaron una jornada con actividades recreativas para toda la familia y prepararon locro, empanadas y tortas fritas.

Horas antes, la gobernadora participó del tradicional Tedeum celebrado en la Basílica de San Ponciano, en La Plata.

En sintonía con lo sucedido en la Catedral de la Ciudad de Buenos Aires, el Arzobispo Víctor Manuel Fernández, tuvo a su cargo un discurso con carga de reclamos sociales y pidió “no olvidarse de los pobres”. También bregó por un acuerdo a todos los sectores, en pos de trabajar por los más necesitados.

“Este es un día muy especial, para reflexionar hacia dónde queremos ir como país. Los argentinos queremos construir un país sin divisiones, la clave para crecer es trabajar juntos y unidos, proyectando qué Argentina queremos dejarles a nuestros hijos”, manifestó el Intendente al finalizar la ceremonia, según consignan medios locales.

La Gobernadora utilizó, al igual que el presidente Mauricio Macri, las redes sociales para saludar a los argentinos y las argentinas. “Hace 209 años un grupo de patriotas se animó a soñar en grande. Hoy los recordamos y homenajeamos su revolución. ¡Viva la Patria!”, posteó.

Por su parte, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, acompañó su pollo, Lucas Delfino, a un acto patrio en Hurlingham, al que asistieron 800 vecinos. El subsecretario de Asuntos Municipales y concejal de Cambiemos será candidato a intendente en octubre.