La izquierda desarrolló el «paro activo», cortó el Puente de Vergara y disparó contra el Gobierno y los gobernadores

Desde la medianoche se cumple el paro convocado desde la CGT, al que adhirieron los gremios del transporte (salvo la aerolínea Flybondi), además de estatales (con excepciones) y la mayoría de los sindicatos enrolados con la central obrera y las CTA.

Como no podía ser de otra manera, la corriente clasista y los partidos de izquierda cumplieron con los piquetes programados en los Accesos a Capital. Los grandes comercios de Zona Oeste tuvieron también piquetes en la puerta. No hay expendio de combustible.

En Acceso Oeste, agrupaciones de izquierda intentaron cortar la mano a Capital a la altura de Morón, pero se lo impidió la Gendarmería. Finalmente cortaron debajo del Puente de Vergara.

Allí estaba la diputada del FIT Nathalia González, quien señaló a este medio: «Desde el sindicalismo combativo queremos hacer un paro activo y ayudar a los trabajadores a los que las empresas le ponen autos para ir a trabajar y no son representados por los gremios».

«Quisimos cortar la autopista y enseguida la Gendarmería, sin mediar palabra y mediando los protocolos, lo impidieron, nos golpearon con palos y escudos y tenemos una trabajadora hospitalizada en el Posadas», explicó.

Por su parte, la ministra de Seguridad del Gobierno Nacional, Patricia Bullrich, dijo ayer que se garantizarán la circulación para que quienes quieran hacerlo puedan asistir a sus puestos laborales.

En ese sentido, aseguró que el gobierno «no va a permitir» el corte de puentes y que no descarta la intervención de las fuerzas federales de seguridad que ya están apostadas en los principales accesos a la Capital Federal para evitar piquetes.