La Matanza: Luego de adjudicarse las obras de Nación como el Metrobús, Magario frenó el ensanche en la Ruta 4

La Intendencia de Verónica Magario, precandidata a vicegobernadora de Unidad Ciudana, frenó una obra en la Ruta 4 (Camino de Cintura) donde el Gobierno proyecta hacer otro metrobús. La pelea ya no es por el cartel, sino por los actos en campaña.

El Ministerio de Transporte arrancó con el ensanche y pavimentación de 10 cuadras de banquinas, donde proyectan un Metrobus.

Pero una vez que las máquinas empezaron a trabajar y la traza quedó reducida a un sólo carril por lado, la Comuna frenó las obras.

El argumento municipal fue la falta de un estudio de la Dirección de Hidráulica de la Provincia que indique si existe peligro de que se inunden barrios por la obra. Después de los cruces y un mes sin movimiento, recién este lunes retomaron las obras que durarán al menos dos meses más.

El escenario del nuevo conflicto político es un kilómetro del Camino de Cintura, entre la avenida Don Bosco -límite de Morón y La Matanza- y la calle Miguel Cané. En la primera línea de batalla están los tachos naranjas de 200 litros que reducen la traza de dos carriles por lado a sólo uno.

Por esa zona de gran caudal vehicular circulan también cinco líneas de colectivos, lo que provoca congestionamientos tanto hacia el lado de San Justo como para ingresar a La Matanza desde la calle Córdoba (Morón).

El enfrentamiento tiene dos víctimas. Por un lado los conductores, que expresaron sus quejas en las redes sociales, algunos por las demoras y otros porque desde hace un mes no veían movimiento de máquinas en la zona. A su vez, los otros perjudicados son los frentistas.

“Desde principios de mayo está parada la obra. Tenemos que dejar el auto sobre las calles perpendiculares porque no podemos entrar. Algunos vecinos se reunieron y hasta cortaron la ruta”, comenta Juan, un vecino que vive sobre el tramo afectado de Ruta 4, entre Triunvirato y Granaderos.

Al igual que con la inauguración del Metrobus de la Ruta 3 en 2017, este conflicto se debe a una nueva disputa entre Nación y el Municipio.

“Las obras fueron interrumpidas por patrulleros de la Guardia Urbana del Municipio de La Matanza sin mediar explicación al respecto. Se había avanzado en la pavimentación y ensanche desde la calle Don Bosco hasta Miguel Cané, pero el Municipio no permite ni avanzar con los trabajos proyectados, ni cerrar los ya comenzados para permitir la libre circulación y el acceso vehicular a vecinos y comerciantes lindantes”, señalaron en el Ministerio de Transporte.

En la Comuna confirman que hubo reuniones previas pero que la empresa que ganó la licitación arrancó sin comunicar. “No avisaron ni a la Provincia, ni tampoco al Municipio como para poner agentes de tránsito. No estaba terminado el estudio hídrico y es importante porque hay inundaciones en las zonas de Venezuela y de Carabobo”, explica Gustavo Dutto, secretario General de Gobierno de La Matanza, quien asegura que en Provincia “estaban sorprendidos”.

El funcionario municipal destacó la obra del Metrobus y reconoció que ahora “neutralizaron los trabajos hasta tener mejor información” de las implicancias hidráulicas. Hasta que eso no sucedió, la obra estuvo frenada durante un mes.

La Comuna pidió la colocación de un caño extra de desagüe en el lateral de la Iglesia del Sagrado Corazón y el híper Carrefour. Según averiguó Clarín, durante la pausa acordaron realizar esa parte de la obra y por eso retiraron los móviles municipales y las máquinas volvieron a operar el lunes 3.

“Previo al inicio de los trabajos, las obras fueron presentadas y consensuadas entre funcionarios del Ministerio de Transporte de la Nación y del Municipio de La Matanza (Jefe de Gabinete, subjefe de Gabinete y Secretaría de Transporte), así como las soluciones para los cruces de calles adyacentes que hoy presentan dificultades de circulación. Todo en un marco de entendimiento dado el deterioro general que en todos sus aspectos presenta actualmente la Ruta 4 y el beneficio que ofrecen las mejoras a los vecinos y tránsito en general”, agregaron en el área que conduce Guillermo Dietrich.

Con una inversión de $515 millones, los trabajos en este tramo del Camino de Cintura incluyen la repavimentación, ensanche, obras hidráulicas, iluminación y señalización con vistas a un segundo Metrobus en el distrito. Luego de la interrupción, estiman que se extenderán durante unos dos meses más.

Fuente: Clarín