Otro socialista se suma a la gestión en Hurlingham: Vallarino quedó al frente de la delegación de la Defensoría del Pueblo

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, sumó hoy otro socialista a la gestión. Lo hizo al presentar una delegación de la Defensoría del Pueblo de la Provincia, que estará conducida por el ex concejal de Ituzaingó Esteban Vallarino.

El acto de asunción con el propio defensor bonaerense, el exdiputado sciolista Hernán Lorenzino, pero también con el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, y algunos referentes del PJ  de la Zona como los precandidatos a concejales Jorge Píccoli de Ituzaingó y Gabriel Barquero de Morón.

La presentación marca los nuevos tiempos de armado político y de campaña. Tras quedarse sin banca, el socialista Lautaro Aragón se sumó a la gestión de Zabaleta mediante la Unidad de Gestión para la Planificación Estratégica, que el año pasado tuvo a su cargo la confección de un nuevo proyecto de Código Urbano, y ahora coordina un programa que pretende mantener limpia la ciudad durante la campaña electoral.

Ahora, su amigo y compañero Vallarino, hijo del exsenador provincial de la Alianza Ricardo, también se sube a un nuevo barco en el mar de la grieta. «Es una etapa concluida», declaró semanas atrás Aragón, tras la derrota del PS en Santa Fe.

La oficina descentralizada se encuentra en Av. Vergara 3892 y tiene jurisdicción en los partidos de Hurlingham y Morón.

“Siempre decimos que este tipo de instituciones y de herramientas sirven para seguir acercando el Estado a nuestra gente, garantizando sus derechos y la igualdad que tanto hace falta en la Argentina en estos momentos tan complicados que vivimos. Agradecemos a Guido y a Vallarino, que asume un compromiso muy importante”, señaló el intendente.

Por su parte, Lorenzino manifestó: “Se trata de que el Estado sea receptor de los problemas de la gente. Hoy lamentablemente encontramos mucha insensibilidad por parte del Gobierno nacional, un Estado que no mira, que no escucha, hubo un apagón en todo el país y no hay explicación ni consecuencias, siempre paga la gente. La Defensoría intenta ser un mojón para reconstruir el derecho del ciudadano en estos tiempos tan complejos”.

La Defensoría recibe y orienta, en forma gratuita, distintos reclamos sobre vulneración de derechos ocasionados por órganos del Estado o por empresas privadas de servicios, vinculados a discriminación o maltrato, cuestiones de salud, violencia de género, acceso a jubilaciones, derechos de niños, niñas y adolescentes, migrantes, telefonía móvil, transporte, tránsito, ambiente y problemas en servicios de gas, energía eléctrica y agua corriente, entre otros temas.