Ituzaingó: Marcha de estudiantes al Consejo Escolar para exigir obras derivó en escrache a puesto de campaña de Vidal

Luego de la «sentada» y la marcha que los centros de estudiantes de escuelas secundarias de Ituzaingó centro planearon para esta mañana en reclamo por la falta de gas y los días perdidos de clases, un grupo de militantes decidió escrachar a puro insulto un puesto de campaña de Juntos por el Cambio, donde aparecía la figura de M.E. Vidal.

Las protestas no nacieron hoy, ya que hace quince días (justo con la llegada de la ola polar) que la Técnica 1 y el AUPI están sin gas. A la protesta se sumó el centro de la Secundaria 13, que no tendría mayores problemas luego del incendio de las aulas en la planta Baja (donde convive con la EP N° 1) pero se habría sumado en solidaridad con el resto.

A excepción del AUPI, no había movidas estudiantiles en el distrito hasta que el PJ perdió el control del Consejo en 2017. La polémica por el estado de los establecimientos aumento tras la tragedia de Moreno. Y sigue sin solución: es que la mayor cantidad de recursos baja a través del Fondo Educativo en las comunas, que por la Ley de Presupuesto deberían invertir el 50% de ese dinero en reparar escuelas. En el caso de Ituzaingó se bajaron a junio 40 millones de pesos.

Los intendentes del PJ presionaron para que al menos la mitad de esos recursos específicos tuvieran como destino los gastos corrientes de sus municipios. La Provincia quería que se aplicara el 100% en escuelas, después de lo que se generó con la explosión de una estufa en Moreno, donde murieron dos trabajadores. En ese distrito el Consejo Escolar estaba intervenido y sus consejeros (U.C) imputados por defraudación en el gasto del Servicio Alimentario; y su intendente, Walter Festa, apena si había invertido un 5% del Fondo Educativo en obras. Era la regla y no una excepción.

Una reunión entre el ministro de educación bonaerense y los intendentes, el año pasado, acercó posiciones pero no terminó con el uso discriminado de estos recursos que bajan por coparticipación. Ayer, en un acto en una escuela de Mariano Acosta, el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, se quejó del «sistema», del mismo modo que el titular del Consejo Escolar de Hurlingham, el kirchnerista Ramón Vera, se opuso a «la municipalización» de los recursos, sin ofrecer en ningún caso respuesta sobre adónde va la plata que se supone que deben consensuar consejeros con el intendente.

Claro está que la responsabilidad primaria es de la Provincia. Pero el principal gremio docente tiene ahora, en el marco de la campaña, una actitud inversamente proporcional a la que tenía hace cuatro años con el candidato a presidente Daniel Scioli. El sistema educativo está en crisis hace años. Lo que falta es ponerse de acuerdo en las prioridades.

Mientras el municipio de Ituzaingó corta sistemáticamente avenidas muy transitadas como Ratti, José M. Paz, o Bacacay, muchas veces rompiendo asfalto sano para mostrar obras, se mantiene al margen de lo que la ley le reclama. Por supuesto, la complicidad de Suteba (cuyo jefe lleva a su mujer como candidata a diputada provincial) juega a favor del intendente Descalzo, quien participó en varias marchas por la educación. Aunque esconda recursos afectados.