Vidal desayunó con sus candidatos y auguró un «día de paz», aunque insistió en debatir por un mejor sistema electoral

La gobernadora María Eugenia Vidal votó esta mañana en el Colegio Parroquial Don Bosco de Castelar (mesa 658), donde valoró la importancia del proceso democrático, al mismo tiempo que bogó por un sistema electoral moderno y eficaz.

«Empezamos la jornada muy bien, desayunando esta mañana en mi casa con los candidatos, en equipo. Mis hijas no me acompañaron porque están durmiendo. Después las voy a acompañar yo a votar», contó ya en la escuela donde votó.

«Va a ser un domingo como todos», para pasar «en familia», afirmó «muy tranquila» tras la campaña. Le pidió a los bonaerenses que «todos vayan a votar porque es la oportunidad de hacer oír nuestra voz».

Señaló que esta elección «es un paso más para consolidar la democracia» y que desde Juntos por el Cambio vienen trabajando «para garantizar la tranquilidad de los argentinos».

Consultada a acerca de las cuestiones que se deberán rediscutir luego de esta elección, la gobernadora remarcó que entre las más importantes están «votar sin listas sábana en papel» y «repensar el sistema de PASO».

Por último, destacó que le mandó un mensaje al Presidente Macri para que «tenga un buen día».

Más temprano, Vidal compartió desayuno en su casa junto al vicegobernador Daniel Salvador, el jefe de campaña y jefe de gabinete de Provincia, Federico Salvai; el intendente Ramiro Tagliaferro; y los precandidatos a diputados nacionales de Juntos por el Cambio Cristian Ritondo, María Luján Rey, Miguel Bazze, Silvia Lospennato y Waldo Wolff.