Condenan a dos exsuboficiales de la Fuerza Aérea a 25 años, por las torturas cometidas a 68 víctimas de Mansión Seré

El Tribunal Oral Federal N°5 de San Martín condenó hoy a los ex suboficiales de la Fuerza Aérea Mario Domingo Rulli y Julio Narciso Flores a 25 años de prisión por las privaciones ilegítimas de la libertad y tormentos agravados sufridos por 68 víctimas en el centro clandestino de detención Mansión Seré (III).

En el debate oral y público del tercer juicio que se realiza por delitos de lesa humanidad en Zona Oeste y la Mansión «Atila», intervinieron los fiscales Ángeles Ramos y Leonardo Filippini junto a la auxiliar fiscal Nuria Piñol Sala, quienes en su alegato habían solicitado esa misma pena.

El fallo se conoció al mediodía. Por la mañana, los imputados habían tenido la posibilidad de decir sus últimas palabras, pero no hicieron uso del derecho. Los fundamentos de la sentencia serán dados a conocer el lunes 30 de septiembre.

Entra otras disposiciones, los jueces Alfredo Justo Ruiz Paz y Marcelo Gonzalo Díaz Cabral y la jueza María Claudia Morgese Martín rechazaron los planteos de las defensas para que se declare la extinción de la acción penal por prescripción y de la inconstitucionalidad de la ley 25779, que declaró la nulidad de las leyes de obediencia debida.

El MPF había explicado en su exposición que la actuación de ambos acusados se produjo como funcionarios militares de la Fuerza de Tareas 100.

Los delitos materia del debate incluyeron un universo de 68 víctimas y fueron cometidos en la Subzona 16, que abarcaba el oeste del conurbano bonaerense y dependía, al momento de los crímenes, de la Fuerza Aérea Argentina. En ese marco operaban los Grupos de Tareas 10, 11 y 12.

El corredor represivo contaba con múltiples Centros Clandestinos de Detención (CCD) que funcionaban de forma conjunta. Entre ellos: Mansión Seré, la Iª Brigada Aérea de Palomar, la VIIª Brigada Aérea de Morón, la Comisaría de Castelar, la Comisaría de Haedo, la Comisaría 1ª de Morón y la Comisaría de Moreno.

En ese sentido, se acusó a Rulli por 68 privaciones ilegales de la libertad doblemente agravadas por haber sido cometidas por funcionario público y por mediar violencia o amenazas, en concurso ideal con el delito de imposición de tormentos, doblemente agravados por haber sido cometidos por un funcionario público y por la condición de perseguido político de la víctima. El TOF lo condenó por su coautoría en la totalidad de los hechos.

Por su parte, la fiscalía consideró probada la responsabilidad de Flores en 31 privaciones ilegales de la libertad, doblemente agravadas -por haber sido cometidas por funcionario público y por mediar violencia o amenazas-, en concurso ideal con tormentos doblemente agravados por haber sido cometidos por un funcionario público y por la condición de perseguido político. Flores fue condenado por 27 hechos y absuelto en relación a otros cuatro.

En abril de 2011, la Sala IV de la Cámara Nacional de Casación Penal ratificó la pena de 25 años de prisión a los dos ex brigadieres Hipólito Rafael Mariani y César Miguel Comes por delitos de lesa humanidad, condena que había sido impuesta por el Tribunal Oral Federal Nº 5 en 2008, en lo que fue el primer juicio oral por crímenes cometidos en dicho centro clandestino de detención.

Además, en julio de 2015 el Tribunal Oral Federal N° 5 de San Martín condenó a los cinco militares y tres policías acusados por crímenes de lesa humanidad -entre ellos, delitos sexuales- en la denominada Subzona militar 16, que comprendió a los distritos bonaerenses de Morón, Merlo y Moreno, bajo comando de la Fuerza Aérea en el marco de la represión ilegal desatada durante la última dictadura cívico militar.

En septiembre de 2016, por otra parte, el mismo tribunal condenó al ex jefe de la Fuerza Aérea Omar Graffigna a 25 años de prisión, al igual que al ex encargado de espionaje de esa fuerza Luis Tomás Trillo; también le impuso 12 años de prisión al ex civil de inteligencia Francisco Gómez. Con este nuevo fallo, ya suman cuatro los veredictos condenatorios por episodios ocurridos en esa jurisdicción.

Fuente: Fiscales.com