ATE Morón repudió la presión en Córdoba a trabajadores de Luz y Fuerza

La Asociación de Trabajadores del Estado Seccional Morón, extendió su «más enérgico repudio a la terrible represión con posteriores detenciones que sufrieran los compañeros del Sindicato de Luz Y Fuerza de la provincia de Córdoba».

«El reclamo, la manifestación, la huelga, son derechos ganados y adquiridos. Los compañeros lucifuersistas no hacían más que uso de ese derecho para reclamar por el Convenio Colectivo de Trabajo y fueron brutalmente reprimidos, muchos de ellos con graves heridas de balas de goma», sostuvo el ala gremial conducida por Darío Silva, quien instó «Basta de represión» y «Libertad a los Compañeros de Luz y Fuerza».

Una marcha de aquel gremio para reclamar un aumento salarial terminó en una batalla campal en el centro de la ciudad de Córdoba, este viernes.

Los manifestantes arrojaron piedras y bombas de estruendo contra policías, que respondieron con balas de goma. La gente que andaba por la zona corría escapando; hubo daños en autos estacionados y nueve detenidos.

El secretario general del gremio, Gabriel Suárez, anunció un paro por tiempo indeterminado hasta que liberen a los detenidos «injustamente». «Cuando yo llego con intención de entregar petitorio, veo que se genera una represión totalmente desmedida», describió y dijo que él también fue herido.