La low cost Jetsmart avisa que puede retirarse de El Palomar si se confirman las restricciones para funcionar de noche

El gerente general en Argentina de la línea aérea low cost JetSmart, Gonzalo Pérez Corral, advirtió hoy que, de concretarse la restricción horaria que la justicia impuso a las operaciones en el aeropuerto de El Palomar, la aerolínea verá seriamente afectadas sus operaciones, ya que, en principio, deberá reprogramar el 100% de sus vuelos y cancelar alrededor del 15% de sus frecuencias, que afectarían sobre todo la conexión entre destinos del interior del país.

La jueza federal Martina Forns amplió el mes pasado la restricción para las operaciones nocturnas en el aeropuerto de El Palomar entre las 22 y las 7AM haciendo lugar a la medida cautelar presentada por el abogado Lucas Marisi, quien opera en nombre de vecinos, pero forma parte de una resistencia política del kirchnerismo y de los gremios aeronáuticos.

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, advirtió hoy que «hay un serio riesgo» de que el aeropuerto de El Palomar «no pueda seguir operando».

Pérez Corral destacó que la empresa acaba de anunciar planes para duplicar la flota en la Argentina (de aviones nuevos, recién salidos de fábrica), pero este fallo «nos quita previsibilidad y complica todos los planes con los cuales se produjo el desembarco» en el país. Y destacó que la aerolínea comienza a volar entre las 5 y las 6 de la mañana, y hay vuelos que aterrizan a las 12 de la noche.

«Nuestro modelo implica operar los aviones al máximo. Ahora estamos volando 12 o hasta 13 horas por día por avión, y con esta restricción serían como máximo 10 horas (horas de vuelo, a las que se le suman las horas en tierra). Aeroparque está saturado y Ezeiza es inviable para una low cost, por costos y distancia. Por eso, de mantenerse esta restricción, el modelo de negocio se vuelve inviable», destacó.

Como primera medida, señaló, si se mantiene el fallo, la empresa va a tener que cancelar rutas, sobre todo entre provincias. «Tendremos que dar de baja tramos como Neuquén-Mendoza, Tucumán-Mendoza o un vuelo que era muy pedido como Rosario-Neuquén, que conecta Vaca Muerta con la fuerte industria metalúrgica de Rosario», añadió el ejecutivo.

Y también la conexión Neuquén-Salta, con vuelos que van al 100% de ocupación, ya que Vaca Muerta emplea a muchos trabajadores del norte argentino: desde su lanzamiento, en mayo, esta ruta transportó a más de 12.000 pasajeros, con solo dos frecuencias semanales. Los vuelos entre destinos del interior «tienen todos una alta ocupación, son rutas federales que nadie volaba», indicó Pérez Corral. Y agregó: «Este fallo quita reglas claras y previsibilidad e inutiliza activos, y si la casa matriz encuentra otro lugar atractivo y sin estas restricciones, podría tomar esa decisión».

En su fallo la magistrada, que ya había emitido una resolución similar pero con restricción entre las 23 y las 6 del día siguiente, volvió a destacar el «derecho al descanso» y la «protección del ambiente sano» para los vecinos del aeropuerto de El Palomar, y fijó el nuevo el horario de cese de actividades de la terminal aérea, que debe entrar en vigencia el 24 de este mes.

Esta medida fue apelada por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y está ahora a cargo de la Sala I de la Cámara de San Martín, integrada por Juan Pablo Salas, Marcos Morán y Marcelo Darío Fernández.

«Esta resolución sentaría un precedente muy preocupante, porque con el mismo argumento mañana un vecino de Vicente López o de Ezeiza puede presentar una cautelar diciendo que le molestan los aviones y restringir las operaciones», explicó Corral.

Y señaló que también es preocupante que se tome una decisión así por la presentación de un abogado que dice representar a vecinos, que no se sabe cuántos son. «Pero también hay muchos vecinos a favor de la continuidad de El Palomar, porque genera trabajo, porque ha mejorado el barrio -seguridad, iluminación- y porque tienen un aeropuerto cerca.

De hecho, hay un petitorio en Change.org oponiéndose a las restricciones que ya juntó miles de firmas y expresa la necesidad de que El Palomar siga operando por todas las fuentes de trabajo que ha generado», concluyó el directivo.

Por su parte, Dietrich apuntó que «es una gran preocupación que hay, es el único aeropuerto en Argentina en donde se plantea una restricción horaria, porque hay muchos aeropuertos que están en zonas urbanas, como Aeroparque, que está muy metido en la ciudad, y opera las 24 horas».

Fuente: Clarín y La Nación