Una fiscal investiga si hubo delito en el reparto de materiales y alimentos por parte del Municipio de Morón

La Fiscal de Morón María Silvana Borini (UFI 6) investiga la denuncia presentada por el concejal de Unidad Ciudadana Diego Spina en contra del intendente, Ramiro Tagliaferro, a quien acusa de buscar un rédito en el reparto de ayuda social a vecinos del municipio tras las PASO.

Lo que hace unas semanas fue denunciado a través de redes sociales, sobre la etiqueta de gestión que llevaban bolsas de alimentos, chapas y colchones, se convirtió en una causa penal a partir del lunes pasado. Rápidamente la fiscal decidió imputar al jefe comunal y ordenó una serie de medidas de prueba, ante la posible comisión de los delitos de «incumplimiento de los deberes de funcionario público» y «abuso de autoridad».

Voceros judiciales dijeron que esta semana se ordenaron pericias documentales y testimoniales y calificaron la causa como «muy complicada» por el contexto político, a 25 días de que Tagliaferro intente ser reelecto. El adversario a vencer es el sabbatellista Lucas Ghi.

«Denunciamos al intendente de Morón por la utilización de recursos públicos para la campaña electoral según se desprende de imágenes en las que se ven camiones municipales con diversas mercaderías y alimentos con el nombre del intendente», denunció el Frente de Todos ayer.

«Por ese motivo solicitamos que se investigue el uso de recursos humanos y materiales de la administración municipal para fines políticos personales del intendente, en clara violación a lo que establece la ley», se agregó.

Desde el Municipio intentaron despejar días atrás la idea de «prácticas clientelares», aduciendo que en realidad la mercadería se entrega con etiqueta para evitar que pueda ser vendida por los vecinos beneficiados, que están censados por el área de Acción Social. De la causa también se desprendería otra versión respecto del origen de parte de los materiales, que habrían sido traídos del Puerto, donde estaban varados.