Candidatos y apoderados de Consenso Federal defendieron la lista completa en Morón, tras la renuncia de Marina Cassese

El en «Día de la Lealtad», el concejal y candidato a diputado provincial Domingo Bruno, referente de Barrionuevo y de Roberto Lavagna en el distrito, salió a defender la boleta completa de Consenso Federal en Morón, luego de que ayer la renunciante candidata a intendenta, Marina Cassese, saliera a pedir el voto en favor de su colega del Frente de Todos.

«La lista tiene cinco cuerpos y todos los partidos de Consenso Federa avalamos esta boleta oficial. Después las cuestiones legales se verán en la Justicia. Esta lista así la estamos repartiendo y trabajando. Que la gente decida, pero no apoyamos a otro candidato en Morón que no sea la de Consenso Federal», aseguró esta mañana el dirigente gastronómico.

La exdiputada había pateado el tablero hace algunas semanas, pero ayer oficializó su salida alegando una «manipulación incorrecta» en la lista de concejales, que quedó conformada para el domingo 27 luego de atravesar la Primaria frente a otra boleta que encabezó Néstor Zárate. Eso y el «sombrío panorama» la llevó a ofrecerle su apoyo personal a Lucas Ghi en el distrito, aún cuando su cara aparecerá en la boleta que ya fue confeccionada por la Junta Electoral.

Por eso hoy, Bruno tuvo que salir a salvar la situación públicamente. Y lo hizo acompañado por los candidatos a concejales que fueron en la lista de Cassese, incluida la socialista Adriana Kreiman, que pasó de ser segunda a estar en octavo lugar. «Yo no tendría ni que haber estado en la lista, porque por un defecto de la ley de género quedaron los candidatos varones de una lista y todas las mujeres de la otra (Zárate), intercalados uno a uno por el sistema d’hont».

A la conferencia asistieron Silvia Saravia, referente de Libres del Sur nacional y apoderada de Consenso Federal; la segunda candidata seccional y referente del PS, Vanesa Temporetti; los aspirantes a concejales Juan Letoil y Adriana Elías (LdS), entre otros. E inclusive se sumó el propio Néstor Zárate, que cayó en la interna 46 a 54%, y apoderados. Fue también el candidato a intendente y actual juez de Faltas del Municipio de Hurlingham, Rafael Di Francesco.

Ellos se encargaron de explicar si situación jurídica: Cassese renunció en forma «indeclinable» pero en forma tardía, porque lo que su nombre fue impreso, aunque no podría asumir la intendencia en caso (muy remoto) de ganar en la elección. En ese caso su lugar sí sería ocupado por Letoil, quien de todas formas se mantiene primero en la boleta de concejales.

Luego vinieron las explicaciones políticas de por qué Cassese, quien encabezó la movida lavagnista en el distrito pero se sabía que trabajaba para el Municipio de Hurlingham, hizo semejante desplante: «Bueno, no quiero decir que este sea el caso pero el Frente de Todos salió a comprar voluntades en las últimas semanas», sostuvo Bruno. No dio nombres pero hubo dos concejales que cruzaron de vereda en la zona. Uno en Ituzaingó y otro en Morón. Eran de Cambiemos y fundaron el bloque «Argentina de pie», un eufemismo (es el slogan de Alberto F) que evita sumarse abiertamente al peronismo K. Lo cierto es que una de esas concejales ahora trabaja en la campaña de Marasco en Ituzaingó y hasta estuvo presente durante la visita de Lavagna a Morón la semana pasada, lo mismo que la propia Cassese.