La Policía detuvo en Villa Tesei a un hombre que se había fugado antes de que arranque juicio por violencia de género

Un hombre de 25 años que tenía pedido de captura fue detenido este jueves en Villa Tesei por la Policía de la Provincia, justo antes de que comenzara un juicio en su contra por violencia de género contra una ex novia en Junín.

Miguel Alejandro Cofiño se había escapado antes de que comenzara el juicio el 13 de septiembre, en el que está acusado por golpear a su exnovia, Delfina Eceiza, en varias oportunidades entre 2015 y 2016. Si no aparecía hubiese prescripto la causa.

El dato de dónde estaba oculto Cofiño fue aportado por una persona de Florentino Ameghino, partido del oeste bonaerense de donde son oriundos la víctima y el acusado. Ahora podrá ser juzgado por el delito de lesiones calificadas por el vínculo, con un máximo de dos años de prisión.

Pero además de esta causa que será revisada en juicio desde mañana, está abierto otro expediente judicial en el que se investiga si Ezeiza fue abusada sexualmente por Cofiño, según informaron fuentes judiciales.

El 13 de septiembre pasado comenzó el juicio contra Cofiño por lesiones calificadas por el vínculo. Para el inicio del debate estaban todas las partes: la víctima, el imputado, los testigos, el fiscal, el defensor y el juez. Pero en ese momento Cofiño decidió cambiar el defensor oficial que tenía por un abogado particular, Mauricio Muñoz.

Muñoz, según fuentes judiciales, se tomó los tres días que prevé el Código Procesal Penal bonaerense para decidir si aceptaba o no la designación. Así las cosas, el debate se suspendió hasta que se conociera la decisión de Muñoz.

El abogado, finalmente, informó que aceptaba la designación y se puso una nueva fecha de juicio: el 4 de este mes. Pero cuando la policía fue a notificarle a Cofiño la novedad, el acusado ya se había fugado.

El juez correccional de Junín Jorge Cóppola ordenó la «inmediata captura nacional y detención de Cofiño». Si el acusado no era hallado y detenido para ser conducido a los estrados antes de mañana, la causa hubiese prescripto (por haber pasado más del tiempo de la pena máxima prevista para el tipo penal por el cual estaba acusado) y el caso de violencia de género hubiese quedado impune.

De acuerdo a lo señalado, el sujeto era muy celoso con su novia, quien fue agredida en numerosas oportunidades mientras vivían juntos en una casa de Junín. Además el sujeto tiene otra causa por presunto abuso sexual.

En la Ayudantía Fiscal de Florentino Ameghino también hay una causa en su contra de presunto abuso sexual presentada también por su novia. En el caso intervienen la UFIJ 6 y el Juzgado Correccional 3 del Departamento de Junín.