Axel Kicillof se reunió en Tigre con intendentes electos y reelectos, para empezar a diagramar su plan de gobierno

El gobernador electo, Axel Kicillof, analizó hoy el estado de situación económica y social de la provincia y los primeros diálogos para coordinar el traspaso de mando con los intendentes electos del Frente de Todos, con quienes se reunió en el Museo de Arte del partido de Tigre.

Formaron parte de la reunión los intendentes Gustavo Menéndez (Merlo), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gabriel Katopodis (San Martín), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Marrio Secco (Ensenada), Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Fernando Gray (Esteban Echeverría), entre otros dirigentes como, también, el diputado electo Sergio Massa. Además estuvieron los candidatos electos, entre ellos Lucas Ghi, de Morón.

«Fue un encuentro muy productivo con intendentes electos y reelectos para analizar las elecciones y comentar los resultados», dijo Kicillof a los medios a la salida de la reunión, que había comenzado a las 13 y que se extendió por más de cuatro horas.

«También se habló de la reunión de esta mañana con la gobernadora (María Eugenia Vidal), para ponerlos al tanto de cómo va a ser esta etapa de transición, y de cómo va a ser la gestión», analizó Kicillof.

Según explicó el gobernador electo, durante el encuentro tomaron la palabra muchos de los dirigentes allí presentes, que retrataron una «situación de crisis desde lo social y lo económico en cada uno de los municipios».

«Los intendentes tienen mucho para aportar. Muestran que hay una emergencia en lo alimentario con mayor concentración en las zonas de mayor vulnerabilidad, pero también en zonas del interior de la provincia rural», agregó Kicillof.

«Es una provincia con un déficit de 50.000 millones de pesos. No está definido el sueldo de enero o diciembre. Tener una transición ordenada, amable y abierta no significa que no se describa con exactitud lo que tomemos a partir del 10 de diciembre», aportó a la salida el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez.

Por su parte, Ghi explicó que la reunión sirvió para «empezar a definir la agenda de trabajo que llevaremos adelante a partir del 10 de diciembre. Tenemos por delante enormes desafíos y mucho por hacer en áreas que necesitan respuestas urgentes».

«Vamos a articular con el gobierno provincial y los municipios las medidas necesarias para reactivar la producción, generar trabajo y mejorar la calidad de vida de los vecinos», apuntó.