En Merlo, el ministro Arroyyo explicó el Plan de la Tarjeta Alimentaria a intendentes de la Primera Sección electoral

El ministro de Desarrollo Social continuó ayer, en Merlo, con su presentación de la Tarjeta Alimentaria, con intendentes de la Primera Sección Electoral. La próxima semana comenzarán a funcionar en comercios de la Zona Oeste.

«Es la principal política en esta primera etapa de gobierno», aseguró el ministro. Y explicó que “es una tarjeta del banco público que no permite sacar dinero, pero si comprar alimento los alimentos que quieren y como quieren las familias».

Lo seguían intendentes del oficialismo y de la oposición de las zonas Oeste y Norte del GBA: Ariel Sujarchuk (Escobar), Javier Osuna (Las Heras), Mauro García (General Rodríguez), Juan Zabaleta (Hurlingham), Pablo Descalzo (Ituzaingó), Leonardo Boto (Luján) junto a Eva Rey, Secretaria de Desarrollo Humano, Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Ricardo Curuchet (Marcos Paz), Mariel Fernández (Moreno), Lucas Ghi (Morón), Santiago Maggiotti (Navarro), Fernando Moreira (General San Martín), Jaime Méndez (San Miguel) junto a Cristián Méndez, Secretario de Gobierno, Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Jorge Macri (Vicente López) junto a la Intendenta Interina Soledad Martínez, Gustavo Posse (San Isidro), Francisco Echarren (Castelli), y el anfitrión Gustavo Menéndez; la secretaria de Desarrollo Social de Merlo Karina Menéndez (hermana); y el senador provincial Gustavo Soos.

Para la aplicación del Ministerio de Desarrollo utiliza datos de ANSES. «Cruzamos tres datos de las bases de datos del ANSES: las madres que tienen chicos menores de seis años, las mujeres embarazadas de más de tres meses y personas con discapacidad que tienen asignación que en la provincia de Buenos Aires son casi un millón de chicos hoy son casi de 650 mil tarjetas de 4 mil pesos a las madres que tienen solo un chico y de 6 mil a las que tienen más de uno».

Arroyo explicó que “el problema es la mal nutrición, está bajando el consumo de leche en nuestras mesas y estamos yendo a una generación de chicos petisos y obesos por una mala nutrición”.

Asimismo, definió la tarjeta como una política económica “un gran plan de empleo economía popular y también es movimiento de la economía local porque en toda la provincia son 2800 millones cada mes que van a mover la economía local”.

Por su parte, Menéndez destacó que “esta tarjeta no solamente es importante porque va corrigiendo la deficiencia alimentaria sino que genera una inyección de dinero que mueve la economía en merlo estamos hablando de unos 100 millones de pesos en un circulo virtuoso que genera oportunidades y generación de empleo”.