Kicillof anuncia un plan de reparación de escuelas por $800 millones, el 9% de lo que se bajó en 2019 a los Municipios

El gobernador Axel Kicillof presentó este lunes en Merlo el programa “Escuelas a la obra”, junto a intendentes del Conurbano y referentes de los gremios docentes. Según se anunció  la Provincia, se estima un presupuesto de $800 millones para intervenir más de 800 escuelas con «riesgo de inicio de clases».

En el acto tuvo en la Secundaria 3 de Merlo «Crio. Gregorio Rossi” estuvieron la directora provincial de Educación, Agustina Vila; el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta y el intendente, Gustavo Menéndez.

«Encontramos 243 obras con ejecución interrumpida y en diferentes situaciones judiciales. Con respecto a estar obras, algunas datan de 2014 y 2015. Nos hemos encontrado con estos esqueletos comenzados de jardines y escuelas. De manera sistemática, nos proponemos finalizar todas las obras iniciadas», expresó el gobernador.

La información oficial dice que el plan  tendrá una inversión inicial de más de 800 millones «provenientes de fondos provinciales y del Fondo educativo», y beneficiará a más de 275 mil estudiantes bonaerenses y 21 mil docentes y auxiliares.

Los trabajos «que se llevarán adelante conjuntamente entre el gobierno provincial y los municipios», apuntan a la reconstrucción de techos, sanitarios, instalaciones eléctricas, de gas, y agua potable, como también trabajos de pintura y reparaciones estructurales.

Al mismo tiempo, se está trabajando para la reactivación progresiva de más de 243 obras que se encuentran actualmente abandonadas o paralizadas y para el desarrollo de nuevas obras.

El asunto es que durante años los intendentes se negaron a invertir en escuelas y utilizaron el fondo Educativo para gastos corrientes. De hecho, el año pasado, el acumulado de enero a octubre, marca que la gestión Vidal bajó a las comunas en concepto de ese mismo fondo unos 8.800 millones de pesos. Es decir casi 10 veces más plata que la del fondo para reparación de escuelas que lanza hoy el gobernador. La pregunta es si ahora los intendentes le pondrán el cuerpo a un problema que no quisieron resolver antes, cuando preferían sumarse a las marchas de Suteba antes que arreglar las escuelas, como pasó de la tragedia de Moreno para acá, hasta diciembre. La pregunta es si Baradel, que maneja también cooperativas, será parte del negocio. Si denunciará el estado edilicio en riesgo o se sumará al plan de obras.