Deuda: Ahora la Provincia ofrece a los bonistas un pago extra por adelantado de intereses por Us$7 millones

El gobernador Axel Kicillof cambio la propuesta sobre la deuda con los bonistas por la deuda de US$ 250 millones. A quienes adhieran antes de este viernes les pagará los intereses por anticipado, lo que equivale a repartir US$ 7 millones adicionales al bono.

Es la tercera estrategia en menos de una semana en la estrategia para sumar las voluntades de los bonistas. El anzuelo que ahora propone es pagar de una sola vez los intereses que corren del 27 de enero al 1 de mayo. Según cálculos del mercado serían US$ 7 millones.

La propuesta original que la Provincia presentó el 7 de enero era postergar el pago del capital de US$ 250 millones que venció el 26 de enero pasado hasta el 1 de mayo.

Kicillof argumentó que no contaba con recursos para enfrentar esa deuda y desde la Nación, el ministro de Economía, Martín Guzmán, salió a decir que no tenían previsto salir al rescate del principal distrito del país. Para aceptar la postergación los acreedores tenían tiempo hasta el 22 de enero. Y no contaban con ningún estímulo más que la advertencia de que si la deuda no se reprogramaba sería perjudicial para todos.

Para evitar el default, Kicillof necesita lograr la aprobación del 75% de los tenedores del título. Pero como ese umbral estaba lejos, el mismo 22 de enero se decidió «dar más tiempo» y se postergó la fecha para recibir adhesiones hasta el 31 de enero.

Unos días después, en medio del viaje a Israel que el gobernador compartió con el presidente Alberto Fernández, Kicillof dijo que los bonistas tenían tiempo hasta el 5 de febrero para adherir. En rigor, ese día marca el límite para que la provincia sea declarada en default: el bono venció el 26 pero por cuestiones técnicas se otorgan 10 días adicionales antes de declarar la cesación de pagos.

Ahora la Provincia vuelve a dar una nueva vuelta: por primera vez se muestra dispuesta a «seducir» a los bonistas con este pago adicional y vuelve a marcar como fecha límite para sumarse el 31 de enero.

Kicillof habló este lunes en un acto en Merlo, en el que hizo una breve referencia a la deuda, con un mensaje para los intendentes: “Tenemos que ponernos a trabajar en conjunto”, pidió.

En rigor, lo que la provincia busca es alinear su reestructuración de deuda con la de la Nación. La postergación hasta el 1 de mayo es una forma de ganar tiempo, con la expectativa de que para esa fecha ya esté resuelta la renegociación de la deuda a cargo de Guzmán y Buenos Aires se pueda plegar a las condiciones en cuanto a quita y plazo que se fijen para los acreedores en general.

Según el comunicado emitido para anunciar la novedad «la provincia ha recibido el apoyo de un importante número de bonistas». Sin embargo, el hecho de que sea el tercer cambio de estrategia pone en duda la magnitud de la aprobación recibida.

En este comunicado, la provincia de Buenos Aires «reconoce que está solicitando a estos bonistas una medida excepcional». Por ello, les ofrece a los tenedores del BP21 cancelar de manera anticipada y en su totalidad, dentro de los 5 días hábiles de entrada en vigor de la enmienda que permite el diferimiento propuesto, los intereses del período que va del 27 de enero al 1 de mayo de 2020.

Para el anticipo del pago de intereses se mantienen las condiciones originales del bono, con una tasa de 10,875%, por cada US$ 1000 de capital diferido. De ser aprobada la modificación los bonistas recibirían antes de la fecha límite indicado, aproximadamente US$ 28,697916 por cada US$ 1.000. Los acreedores tienen plazo hasta las 13 horas de Buenos Aires del 31 de enero de 2020 para pronunciarse en favor de la modificación propuesta.