Instalarán postas de seguridad sobre la avenida Don Bosco, límite entre Morón y La Matanza; y seguirían con la ex Gaona

Los municipios de Morón y La Matanza trabajan junto con la Provincia para reforzar la seguridad en una avenida limítrofe como es Don Bosco, que por su ancho y salida a rutas provinciales suele ser una vía de escape.

Según se adelantó, del lado de Morón habrá dos containers de seis metros de largo, mientras que otras dos se ubicarán en veredas de La Matanza. «Ya hicimos los trabajos de colocación en la ochava de Don Bosco y Arena, donde va a estar una de nuestras postas», indicó Gustavo Yapura, secretario de Seguridad de Morón.

La otra estará en el cruce con Castelli. «Mientras instalamos las oficinas tramitamos la homologación de las cabinas, el ploteo en Provincia, y también avanzamos con la compra del mobiliario», dijo a Clarín el funcionario.

Una de las que corresponde a La Matanza estará en la esquina del colegio María Mazzarello, en el cruce de Don Bosco y Colonia (continuación de Agüero). La otra posta estará en la plazoleta triangular de Don Bosco y el inicio del Camino de Cintura. Las áreas de Seguridad coinciden en que la selección de los lugares responde al intento de cortar la ruta de fuga de los delincuentes que se cruzan de distrito para delinquir.

A partir de la instalación, habrá cinco cuadras de distancia entre la de Castelli y la de Ruta 4; diez entre la de Camino de Cintura y Colonia; y 15 cuadras entre la de Colonia y Coronel Arena, que del lado de La Matanza es avenida Cristianía, la principal de Isidro Casanova.

Por otro lado, después del acuerdo para la colocación de las postas, tanto en Ramos Mejía como en Haedo los vecinos reclamaron por más seguridad después de algunos hechos delictivos. La movida oficial comenzó en enero. Inclusive bajó el superintendente de Seguridad de la Provincia, Horacio Jaquet, para coordinar las tareas entre las comunas vecinas, tanto sobre la avenida Don Bosco como Gaona.