Fiscalía pidió 18 años de cárcel para el futbolista acusado de asesinar a un colega a la salida de un boliche en Hurlingham

Este martes, la Fiscalía pidió 18 años de prisión para ex delantero de Huracán y San Telmo (foto arriba) Nahuel Oviedo (29), quien está acusado por el homicidio del ex arquero de Almagro Facundo Espíndola (25), en el marco del juicio que desarrolla el Tribunal Criminal Nº de Morón. El crimen ocurrió a la salida de un bar de Hurlingham en 2018.

Luego de la etapa de los alegatos, la fiscal del juicio Graciela Biasotti les solicitó, además, a los jueces del Tribunal Criminal Oral N°5 de Morón, Julia de la Llana, Marcos Javier Lisa y Juan Carlos Uboldi, la pena de 16 años de prisión para Ever Brizuela Cáceres (28), sobre quien pesa la imputación como partícipe necesario del crimen de Facundo.

Oviedo y Brizuela Cáceres llegaron al juicio acusados del “homicidio simple”, que prevé una pena de 8 a 25 años de cárcel.

El ex futbolista está acusado de haberle aplicado la puñalada mortal a Facundo. Y su amigo, de nacionalidad paraguaya, según la causa, fue quien le proveyó el cuchillo. Todo quedó filmado por las cámaras de seguridad municipales.

Los abogados de la familia de Facundo, Fabiana Perticaro y Eduardo Mosquera, solicitaron la pena máxima para ambos imputados: 25 años de prisión. Ahora, habrá que esperar hasta el 27 de febrero para conocer el veredicto de los jueces.

“Nos mató a todos el momento en que mostraron el cuchillo con el que el asesino mató a Facu. Todos nos imaginábamos uno común, pero no: era larguísimo. Espero que le den la mayor condena posible”, declaró Carla, la hermana mayor del arquero.

Perticaro, la abogada de los Espíndola, remarcó el “inmenso dolor que vivió la familia de la víctima al ver los videos” de las cámaras de seguridad de lo que sucedió la madrugada del 22 de julio de 2018, cuando mataron a Facundo; y también que “los testigos declararon ampliamente, recordando muy bien todo lo que pasó”.

Aquella madrugada de domingo, Facundo salía del bar Jack’s Home de Hurlingham, en Jauretche al 1000, junto a un grupo de amigos cuando comenzó una discusión ridícula con los acusados.

“Uno decía que era de Nordelta y la víctima le respondió que era de Martín Coronado”, consta en la elevación a juicio.

Eran las 6.39. Después, llegó la piña por la espalda de Oviedo, la devolución del arquero y la toma de la cámara donde se ve cómo Brizuela le da un cuchillo que saca de la cintura a su amigo.

Y cuatro minutos más tarde, y pese a que Espíndola abandonó la pelea y se fue rumbo al McDonald’s que estaba poco más de 50 metros del bar, se desató la locura: hasta allí lo siguieron en un Peugeot 308 blanco su asesino y el cómplice para darle la puñalada mortal.

Los dos imputados por el crimen de Facundo llegaron presos al juicio. Fueron detenidos a bordo del mismo Peugeot 308 blanco a las 6.54 de ese 22 de julio de 2018 en Villa Tesei. También las cámaras de seguridad fueron claves para dar con el coche en el cruce de avenida Gobernador Vergara y Juana Azurduy.

Unas horas más tarde, en en Gral. Alfredo Rodríguez al 1100, a 30 cuadras de donde fue el arresto y a unas 16 de donde ocurrió el homicidio de Facundo, la Policía encontró el cuchillo con el que apuñalaron al arquero tirado en una vereda.