Caso Karen López: La madre que denuncia el femicidio de la oficial de la Policía se encadenó ante la Fiscalía 11 de Morón

Claudia Garnica, la madre que ayer irrumpió en un acto en la Plaza San Martín, para denunciar el femicidio de su hija, una oficial de la Policía bonaerense que trabajaba en Merlo, se encadenó esta mañana en la puerta de la Fiscalía 11 de Morón, que instruye en la causa. La denunciante asegura que los compañeros de la Fuerza encubren a su ex pareja.

Karen fue encontrada muerta en su domicilio el 16 de febrero. Vivía con su marido, Jonathan Arancibia, también policía. La víctima tenía un disparo en el pecho. Según dice la madre, un comisario de Merlo le comunicó que su hija se había suicidado. «Berni hacé algo», gritó ayer la denunciante ante el micrófono del intendente Ghi, atónito ante el caso.

Claudia vive en Isidro Casanova, pero su hija trabajaba en Merlo. “Estuvo preso dos horas y lo soltaron. Ahora está vendiendo las pertenencias de mi hija por las redes sociales”, dijo la suegra. Karen era madre de un nene de ocho años.

La causa, en manos de la fiscal María Bonini a cargo de la UFI 11 de Morón (las oficinas no están en la calle Colón sino en San Martín al 100, donde quedó apostada la madre de Karen hoy), está caratulada como “suicidio”. “Sólo pido que me den explicaciones y se investigue bien qué es lo que pasó. Nadie se suicida con un tiro en el pecho”, dice Claudia.