Nueva fuga debilita el bloque que responde a Tagliaferro en JxC Morón: Críticas al ex intendente vs #devuelvanlasbancas

El abogado Cristian Herrera conformó esta semana su propio unibloque, con lo que ya son cuatro los concejales que se alejaron de la bancada oficial de Juntos por el Cambio de Morón. La fractura expuso críticas cruzadas. Pero habrá que ver hasta que punto se trata de un pase encubierto o es apenas interna. El lunes comienza el período ordinario de sesiones.

La noticia se conoció ayer, a poco de que se termine de reordenar el recinto, que desde diciembre controla el Frente de Todos, específicamente el peronismo (FR, La Cámpora y NE), luego de que el edil electo en octubre pasado por el macrismo solicitara abrir su propio bloque llamado «Cambiemos Morón».

En el «comunicado de prensa» sin fecha y que, en rigor, se encargó de difundir un funcionario del Frente Renovador, Herrera atribuye su salida a la bancada oficial de JxC a las diferencias con el exintendente Ramiro Tagliaferro, de quien fue Secretario Legal y Técnico y candidato. Y aclara que sigue referenciándose en los liderazgos de Macri, Vidal y Larreta.

En la carta, Herrera atribuyó el quiebre “un largo proceso de desencuentros políticos, conceptuales y metodológicos con la conducción del bloque”, a cargo de Analía Zappulla; decisión que, dijo, “nace de las miradas marcadamente distintas de ver la política y se remontan a mucho tiempo atrás”, incluso antes de su alejamiento de la gestión RT en 2017.

“En lo personal, concibo la política como una construcción colectiva, democrática, participativa y destinada al bien común. En ese marco, los comportamientos autocráticos, personalistas, autoritarios y alejados de la realidad social y política están en las antípodas de mis convicciones personales”, disparó el abogado.

La apertura de Herrera se suma a la de Alejandra Liquitay, también electa en octubre, que tiene libertad absoluta para negociar y votar con el oficializamo si así lo desea. En su caso el quiebre fue adelantar que iba a permitir que en noviembre se habilitara el tratamiento del proyecto por el busto de Néstor Kirchner. El entonces intendente RT mandó en su lugar a un concejal titular (Rodolfo Benteverri), en una manionra similar a la que hoy hizo el Frente de Todos en la Cámara de Diputados con Daniel Scioli, lo que generó un revuelo enorme, incluida la suspensión de la sesión.

Más claros son los casos de Vanesa Sosa y Canario Soto, quienes a partir de su alejamiento del macrismo votan en sintonía con el peronismo. Sin discriminar entre ellos, ayer varios dirigentes y militantes salieron a pedir en redes sociales que «devuelvan las bancas» por las que fueron electos. Algo que nunca pasará y que la Justicia aceptó hace tiempo.

«Abandonan para acordar votaciones con el sabbatellismo. Los vecinos votaron la lista de @rctagliaferro, no a
@NicoCanarioSoto @vanesajud @aleliquitay ni @crisdherrera . #DevuelvanLasBancas a @JxCBuenosAires
y a los ciudadanos que votaron trabajo en equipo y compromiso», publicó, entre otros, el concejal Leandro Ugartemendía.

Por su parte, Sosa planteó un repudio a los «comentarios agresivos» que la señalaban en las redes: «Basta a la intolerancia democratica, sn responsables de esta siruacion y me solidarizó con mis compañeros», respondió la concejal.