Mientras despiden los restos de Brian Toledo en Marcos Paz, el Municipio controla la seguridad de los «lomos de burro»

Familiares, dirigentes, autoridades, deportistas, legisladores y amigos se acercaron desde el jueves por la tarde a la vivienda de la familia de Braian Toledo, en Marcos Paz, donde se velaron los restos del joven atleta fallecido el miércoles por la noche en un accidente con su moto en la ruta provincial 40. La Municipalidad dispuso de controles en el sector donde el deportistas voló por el aire al chocar contra una loma de burro, que no estaba correctamente señalizada.

Se hizo presente en el velatorio, que se realiza en la casa de los Toledo, el titular del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein, al igual que los atletas Paula Paretto (Judo), Jennifer Dahlgreen (lanzamiento de martillo), Germán Chiaraviglio (salto con garrocha) y Germán Lauro (lanzador de bala y disco).

«Un día muy triste para todos como compañeros del equipo argentino pero sobre todo como amigos, porque compartimos unmontón de experiencias hermosas, viajes, anécdotas, y hoy estamos partidos al medio con esta noticia», dijo Chiaraviglio a Télam.

En tanto, Dahlgreen relató: «Lo vi el viernes pasado en el Cenard, como siempre, y el martes vino a merendar a casa, donde hablamos del año difícil que tuvimos ambos, con quirófano, y me dijo que no sabía si iba a llegar a Tokio pero le quedaban dos Juegos Olímpicos más. Estaba supermotivado haciendo lo que le gustó siempre. Estamos destrozados».

«Su legado es el de ‘a pesar de’, a pesar de las dificultades, las lesiones, Braian fue una persona enorme, deportista ejemplo y no puedo creer estar hablando en pasado. Me duele que le haya pasado en un momento difícil de su carrera, cuando iba por la revancha» agregó Dahlgreem, quebrada por la emoción.

Claudio Morresi, ex futbolista, legislador del Frente de Todos por la Ciudad de Buenos Aires y ex secretario de Deportes de la Nación, fue otro de los presentes en el velatorio de Toledo.

«Tengo una tristeza infinita. A Brian Toledo lo vi crecer», había expresado Morresi más temprano en su cuenta de Twitter.

También llegaron representantes de empresas que patrocinaban a Toledo, así como coronas y flores para homenajearlo.

La ONG Arriba Los Pibes, con la que colaboraba el atleta fallecido, estuvo presente y uno de sus integrantes, Alberto Mezzotero, aseguró: «Braian se involucró mucho con nosotros. Teníamos el espacio, con una lona, y ahora, gracias a él, tenemos un piso como la gente y un techo donde los chicos pueden hacer sus tareas».

Mezzotero agregó que Toledo «apadrinó un merendero de Arriba los Pibes a través de sus sponsor proveyendo mercadería».

«Braian seguirá ahora en nuestro corazón, porque es nuestro padrino, deja un legado de esperanza, de fe, de enseñanza hacia la gente egoísta. Donde estaba un chico, estaba él», concluyó Mezzotero, visiblemente conmovido.

«Acá todo el mundo lo conocía. Era humilde y lo querían todos», dijo, en tanto, Agustina, vecina del atleta.

El cuerpo de Toledo fue trasladado a Marcos Paz desde la morgue de Chivilcoy. La Municipalidad dispuso un operativo especial con la instalación de una carpa y sillas para los que asistan al último adiós a Braian, así como una ambulancia del SAME.

Por la mañana, un tío de Braian leyó una carta de la madre del deportista en la que solicitaba el respeto por la privacidad de la familia y que los periodistas y camarógrafos estuvieran a no menos de 100 metros de distancia de la vivienda donde se realiza el velatorio.

Los restos de Toledo será sepultados este viernes en el cementerio de Marcos Paz, según informó Eduardo Moyano, director de Prensa, Comunicación y Relaciones Institucionales del Comité Olímpico Argentino (COA).

Braian Toledo tuvo un accidente con su moto cuando regresaba a su domicilio, un departamento en la zona del barrio porteño de Núñez cercano a las instalaciones del Cenard, en donde se entrenaba. Allí vivía con su pareja, la deportista Sofía Lamarque, especialista en tiro deportivo.