Detienen en Hurlingham a 4 integrantes de una banda: Se hacían pasar por obreros y realizaban entraderas en el GBA

La Policía logró detener a cuatro personas sindicadas como parte de una banda dedicada a hacer entraderas en el Gran Buenos Aires. Los individuos, que actuaban disfrazados como obreros, resultaron apresados luego de haber tomado como rehenes a los moradores de una finca en la localidad Hurlingham.

Voceros de los tribunales de Morón revelaron que los sujetos ingresaron armados y con fines de robo a una vivienda situada en Claudio Debussy al 1700, entre Castro Barros y Potosí, en el citado distrito, en el oeste del conurbano provincial. Sin embargo la ilícita maniobra fue advertida por un habitante de dicho vecindario, quien resolvió avisar de la situación al número telefónico de emergencias 911.

Con rapidez, los servidores públicos destinados en la comisaría 1ª de Hurlingham arribaron al mencionado lugar y los malvivientes, al ver la presencia de estos uniformados, intentaron darse velozmente a la fuga, aunque resultaron capturados, ocasión en la que los pesquisas consiguieron liberar a los damnificados.

Posteriormente se estableció que los detenidos eran cuatro hombres -dos de ellos de 26 años y los restantes de 38 y de 35-, quienes residían en la localidad bonaerense de Tortuguitas, en el partido de Malvinas Argentinas. De acuerdo con lo manifestado por los informantes, los integrantes de la seccional incautaron, en poder de los marginales, dos pistolas -una 11.25 y la otra Bersa Thunder 9 milímetros- con las numeraciones limadas, distintas prendas de operarios, una camioneta VW Caddy blanca, patente CON 659, un Fiat Palio azul, chapa EKH 895, ropas de mujeres y un aparato de telefonía celular, entre otros objetos.

Trascendió que luego se determinó que los hampones eran responsables de al menos cuatro robos, en domicilios, que ocurrieron el 3 y el 10 de enero, y el 7 y el 12 de febrero de este año. Autoridades policiales de la Distrital de Hurlingham, de la Jefatura Departamental de Morón y de la Superintendencia de Seguridad del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Oeste, que conduce el comisario general Walter Jaquet, se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada «Robo calificado por uso de arma de fuego en poblado y en banda», la Unidad Funcional N° 4 del departamento judicial de Morón.

Fuente: Cronica