El sobrino del Papa fue nombrado al frente de la delegación de la ANSES de Ituzaingó

El Gobierno se aseguró esta semana contar entre sus filas con un descendiente directo del Papa Francisco. Se trata de su sobrino, José Ignacio Bergoglio, fundador de la ONG «Haciendo Lío», quien fue nombrado al frente de la UDAI de la ANSES en Ituzaingó, donde reside. Ese cargo estuvo en manos de uno de los hijos del intendente Descalzo hasta el 2015.

La designación fue dispuestas por el titular de la ANSES, Alejandro Vanoli, pero el joven José ya venía mostrando un acercamiento con la política. Mudó la sede de su organización a Morón y se encontró con el intendente, Lucas Ghi, en febrero.

También se reunió recientemente con Federico Pugliese, director General de Entidades y Culto de la Ciudad de Buenos Aires; y con el presidente del Club Atlético Boca Juniors, Jorge Amor Ameal. De buen diálogo con la Pastoral Social, el director de Anses había compartido el encuentro realizado en Entre Ríos previo al triunfo de Alberto Fernández. Participó de los debates en mesas que compartió con los ‘albertistas’ más cercanos a la Iglesia, como son el hoy diputado y ex embajador en el Vaticano Eduardo Valdés y el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz; además del ex viceministro de Economía (entre otros cargos) Roberto Feletti y el diputado y economista Carlos Heller.

En septiembre, la Comisión Episcopal de la Pastoral Social que preside Jorge Lugones, obispo de Lomas de Zamora cercano al Papa, organizó el Encuentro Repensando la Economía. La presencia peronista fue un gesto hacia El Vaticano.

En su paso por el Banco Central en el 2015, Vanoli llevó a la Pastoral Social para que dieran distintas charlas. Su intención fue que los banqueros conocieran las críticas de las Encíclicas del Santo Padre jesuita a la idolatría del dinero.