El presunto abusador de menores, filmado en la casa de su sobrina, negocia la eximición de prisión para entregarse

Luis Rapazzo, el influyente abogado defensor Leonardo Martínez, del supuesto abusador de menores que fue filmado por una cámara casera en Morón, espera que la Justicia cambie la carátula de la causa para negociar la eximición de prisión.

Ante la abrumadora prueba presentada por los padres de una nena, sobrina del acusado, el fiscal pidió la captura del sospechoso, que se encuentra prófugo. La carátula de la causa es abuso sexual gravemente ultrajante reiterado y corrupción de menores, pero el abogado defensor de Martínez, Luis Rapazzo, pretende cambiarla a abuso sexual simple para poder obtener la eximición de prisión. «Lo entrego y renuncio a la defensa», dijo en una charla con la madre de la víctima y su abogado. Si embargo, la condición de la supuesta «entrega» de Martínez sería su eximición de prisión.

Hace por lo menos dos meses que Martínez está prófugo. Según el representante de la querella, Juan Pablo Gallego, Rapazzo conoce su paradero y lo mantiene oculto. «Busca condicionar al sistema judicial de Morón y burla la ley. La fuga de Martínez no puede sostenerse sin ingentes recursos económicos y la complicidad explícita del sistema», acusa.

Los recursos económicos del acusado, un contador de 43 años que maneja una camioneta de alta gama y vivía en un country de Moreno, se justifican porque es ejecutivo del área de finanzas de una multinacional.

«Precisamente por eso la familia de mi representada temía que se fugara a Brasil. Se decía que había obtenido un traslado dentro de la compañía», señala Gallego.

El Juzgado 1 de garantías y la sala 4 de la Cámara de Garantías rechazaron la eximición de prisión. Según Gallego, si se cambia la carátula a abuso sexual simple pero se agrega el agravante de que Martínez tenía condición de guardador de la nena, tampoco correspondería conceder la eximición de prisión.