Apertura de sesiones en Ituzaingó: A 25 años de su primer discurso, Descalzo sigue prometiendo un hospital y cloacas

El intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, abrió ayer por 25° vez el Período ordinario de Sesiones del Concejo Deliberante de Ituzaingó, que funciona entre dos edificios alquilados desde diciembre de 1995 en M Acosta y 24 de Octubre.

Por eso los actos han peregrinado por distintos escenarios, en búsqueda de mayor comodidad. En este caso fue el Colegio Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

En su discurso, Descalzo criticó los gobiernos de Macri y de Vidal; y volvió sobre las promesas para finalizar la obra del Hospital del Bicentenario, que fue inaugurado parcialmente durante la campaña del año pasado, sin más servicios que los que tenía en la Unidad Sanitaria de Brandsen, que fue cerrada por aquella mudanza de septiembre.

En su lugar, Descalzo promete hacer un «polo educativo», mientras intenta retomar el proyecto para provincializar el nosocomio, al que por ahora le queda muy grande el nombre de Hospital: Carece de quirófano, internación y de una maternidad.

Lo mismo se puede decir de la falta de cementerio municipal. O del edificio propio para el HCD. El edificio municipal fue construido y reconstruido en 2012 gracias a los fondos de Nación. Descalzo, que fue en las listas de Menem y de Duhalde, se transformó al neoperonismo K, adopta sus modismos, pero en el fondo es siempre igual.

“Ya estamos dialogando con las nuevas autoridades del PAMI y con la Nación y la Provincia para poder concluir la obra del Hospital y lograr la apertura total para cumplir nuestro objetivo: que la comunidad pueda acceder a una salud pública y de calidad”.

A su vez, prometió avanzar con el plan de saneamiento. Un tema recurrente, que dejó inaugurado en su primera apertura de sesiones, en 1996, como marcan los archivos.

“A partir del 10 de diciembre, cambió la conducción política nacional y provincial y estamos convocados a trabajar con esperanza para superar este momento tan difícil. A la individualidad, le respondemos con más derechos, más unidad, compromiso y, sobre todo, vocación de hacer por el otro», expresó el intendente, que se adaptó y se matuvo a flote ante la caída del kirchnerismo gracias a los acuerdos con sectores de la oposición.

“Ituzaingó pasó por uno de los procesos más importantes de la historia de nuestra comunidad porque, gracias a la lucha colectiva de nuestros vecinos y con la firme decisión política de abrir el Hospital de Ituzaingó, pudimos, juntos, inaugurar la guardia y consultorios externos”, mencionó.

También aclaró que están en marcha obras en las escuelas con «160 cooperativistas», acorde al nuevo modelo de la Provincia, aunque reparto contratos con agrupaciones como la Roberto Baradel (Mayo) o Libres del Sur. El año pasado el distrito recibió más de 83 millones de pesos del Fondo Educativo, que por ley debería haber ido hasta en un 50% para reparar escuelas. Pero la estrategia del peronismo iba contra esta concepto. En definitiva la falta de inversión aportó un poco más al triunfo electoral. Este año Kicillof se anunció un fondo de $800M pero para toda la Provincia.