Lucas Ghi reconoció el golpe económico de la cuarentena y que emitir cuasimonedas ya es una alternativa en debate

El intendente de Morón, Lucas Ghi, reconoció ayer en una entrevista con Dady Brieva que la cuarentena impactó en la Economía: Dijo la recaudación local está «50% abajo», que hay sectores «que todavía no tuvieron una respuesta» y que entre sus pares se debate si se emitirán cuasimonedas, una responsabilidad exclusiva del Presidente y de los gobernadores.

«Se está charlando la implementación de una cuasimoneda», señaló en el programa El Destape, consultado sobre el posible retorno de bonos como el Patacón. «El Presidente y el Gobernador tienen un monitoreo y capacidad de conducción enorme. Son ellos los que tienen el panel de control con información completa para decidir estas cosas», aclaró.

El intendente eligió ese medio de comunicación, como así también esta mañana salió por FM Delta (CABA) para hablar de la situación del Conurbano. Repitió que «hay un Estado que ha reaccionado y ha puesto plata en muchos sectores».

Sin embargo, cuando se le preguntó por la movida que surgió para que los funcionarios se rebajen los salarios (lo que anoche generó el primer cacerolazo porteño en respaldo), Lucas Ghi prefirió apuntar contra empresa Techint por despedir a 1400 trabajadores en medio de la cuarentena obligatoria. Un recurso también utilizado el domingo por A.F.

«Lo que uno ve es que otra vez, cuando el zapato aprieta un poquito, las respuestas más miserables no aparecen de un empresario Pyme, del cuentapropista, sino que evidentemente vienen del gran capital. Piensan que se pueden salvar solos», se sumó Ghi a las críticas contra Paolo Roca.

«Hay una enorme responsabilidad de sectores que no especulan, que no sabe cómo sigue la canción. Pero me parece repudiable que empresas como Techint no pueda sostener una o dos quincenas de 1500 laburantes», agregó.

No obstante, consideró que «hay un sector de comerciantes, autonónomos que no le hemos dado alternativas. Al otro universo alguna respuesta tiene. El otro laburante te dice y ahora qué. Se están pensando en nuevas alternativas, en un mundo donde la recaudación se cayó. Los numeros reales no tienen nada que ver. Estoy un 50% abajo».