No se salvan ni las panaderías: El CIPDO advirtió que por la cuarentena las ventas en el sector cayeron un 70%

Aún cuando es uno de los pocos rubros que siguen abiertos en la cuarentena, el Centro de Panaderos Industriales del Oeste (CIPDO) alertaron sobre una situación económica que vive el sector. «Si bien están dentro de los comercios exceptuados que pueden abrir sus puertas, las ventas bajaron considerablemente, un 70%», afirmaron desde esa organización.

Rodolfo Silva, el presidente del CIPDO, alertó: «Nos vemos muy perjudicados. Sabemos que corremos en los próximos 6 meses con una gran sumatorio de deudas, ya sea luz, gas, alquileres, cargas patronales».

Recién finalizada la primera etapa del aislamiento social obligatorio, que se extenderá hasta el 13 de abril, las panaderías luchan por continuar con sus negocios en pie: pertenecen a la cadena de los sectores alimentarios y pudieron tener sus negocios abiertos, pero la baja en las ventas es, por el momento, del 70%.

«Gran parte de nuestro sector se quedó sin trabajo. El panadero sigue corriendo con esa obligación de mantener los sueldos. Nos vemos muy perjudicados» lamentó Silva a la vez que aclaró: «Apoyamos las medidas del presidente Alberto Fernández de haber priorizado la salud de las personas y las vidas por encima de la economía».

«Esperemos que se revea la situación de la panadería y poder entrar en algún plan de beneficio para pymes» solicitó el representante de los panaderos en el oeste e hizo hincapié en las panaderías de barrio que «con los cuatro años de Macri habían quedado en una situación muy delicada y hoy con el Coronavirus creemos que están lejos de tener un buen pasar».