Sin poder real de fiscalización, el Presidente delega en intendentes el control de precios en supermercados

El presidente Alberto Fernández adelantó este domingo que el lunes saldrá publicado en el boletín Oficial un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para modificar la Ley de Defensa de la Competencia y así poder declarar a los municipios como autoridad de aplicación, con el objetivo de frenar la suba de precios en los negocios de cercanía.

«Estoy preparando un DNU que calculo estará listo el lunes para cambiar la ley de defensa de la competencia y para declarar autoridad de aplicación a los intendentes», anticipó Fernández, en el marco de la expansión del coronavirus en el país.

Según explicó, los aumentos de precios se dan sobre todo en negocios de cercanía por lo que es «muy difícil llegar desde el Estado» y es más fácil hacerlo desde el municipio. Los intendentes del GBA ya habían hecho un relevamiento en plena cuarentena.

De esta forma, los municipios podrán controlar precios y aplicar sanciones en casos de aumentos no justificados.

«Los aumentos ocurren en los distribuidores a veces y, fundamentalmente, en los negocios de cercanías», dijo el Presidente en un reportaje.

A modo de ejemplo citó lo que sucede en las carnicerías, donde los distintos actores de la cadena se echan la culpa unos a otros al momento de explicar la situación.

«Hay un montón de aumentos de precios que ocurren incomprensiblemente y que ocurren en las carnicerías y en los distribuidores de la carne y en matarifes menores», dijo el jefe del Estado.

«Con ese DNU vamos a lograr que los intendentes puedan aplicar la Ley de Defensa de la Competencia y que puedan sancionar directamente a esos lugares», sostuvo Fernández.

El Presidente dijo que la situación que lo que pasa con los precios también lleva replantearse por qué hay «pequeños comerciantes que especulan con la necesidad de sus vecinos», y «eso hay que corregirlo».