El uso de barbijos en la vía pública se viraliza: A partir de este jueves ya es «obligatorio» en tres distritos del GBA

De a poco, la utilización de barbijos o «tapa bocas» como medida para disminuir el riesgo de contagio comunitario del Covid19 deja de ser un consejo para ser obligatorio: Desde hoy, tres municipios del Conurbano lo establecieron así por decreto, en sintonía con lo que ocurre en unas seis provincias. Por ahora, Nación, Provincia y CABA sólo lo recomiendan.

Al igual que en Zárate, desde este jueves, en San Miguel y en Tigre también se volvió obligatorio usar cobertores faciales para salir a la calle. Los decretos firmados por los intendente Jaime Méndez y Julio Zamora así lo exigen: quienes estén exceptuados de la cuarentena, considerados trabajadores esenciales, deben salir de sus casas con barbijos.

Al mismo tiempo, recomiendan enfáticamente a quienes sólo dejan sus hogares para hacer compras que usen protectores caseros, pañuelos o bufandas para disminuir las probabilidades de contagio del COVID-19. Incluso el secretario de Infancia y Familia Pablo de la Torre, hermano del ex intendente y referente de Salud en el distrito, difundió un video enseñando a fabricar un protector facial casero.

«Aquellos que por trabajo estén exceptuados de cumplir la cuarentena, deben llevar algún tipo de protección facial obligatoriamente. Asimismo, también recomendamos el uso de barbijo o protector a todos los vecinos que circulen por la vía pública, aunque sea para hacer compras o trámites esenciales», explican desde la Comuna.

Además, precisan que durante una semana harán controles y difusión a modo de «campaña» para que los vecinos se acostumbren a usarlos, pero que después habrá multas para quienes no cumplan la medida.

La determinación, que en el municipio de Tigre empezó a ser efectiva al mismo tiempo, en San Miguel se tomó luego de debates y consultas de especialistas de una Mesa de Emergencia local. Y se oficializó a través de un decreto del jefe comunal.

Quiénes son los “barbijeros” que contagian solidaridad: convierten sus casas en talleres para frenar al coronavirus
«Al tratarse de una enfermedad dinámica (el coronavirus) cuyos riesgos podrían incrementarse o revertirse, las medidas podrían ampliarse» según el decreto municipal Nº 186/2020, detalla la norma. Y resume que como la cifra de infectados «crece día a día», se considera «necesario implementar el uso obligatorio de barbijo o protector facial en todas las personas que circulen por la vía pública, ya sea para trasladarse a sus lugares de trabajo como así también para concurrir a espacios públicos, comercios, entidades financieras o a cualquiera de los lugares que se encuentren funcionando para proveer de insumos de primera necesidad».

El decreto aclara: «Entiéndase como protector facial a los pañuelos, bufandas o cualquier otro cualquier otro elemento que pueda servir para protegerse la boca y nariz del contacto con terceros».

El objetivo, explican en el Municipio, no es que la gente vaya a las farmacias a comprar barbijos quirúrgicos, recomendados para uso de especialistas y trabajadores de la Salud pública que están en contacto diario con infectados, sino simplemente disminuir las probabilidades de estornudar, toser o esparcir partículas de saliva en espacios públicos para evitar contagios.

En las calles, desde hace al menos dos semanas se ve gente con barbijos y rostros cubiertos: sobre todo mayores y jubilados.

En los próximos días se verá el impacto de la nueva medida y los controles que empezarán a sumar en las calles de San Miguel y otros distritos. También se filtró en redes sociales un decreto de Kicillof, aunque por ahora no es algo oficial.