Pascuas en las panaderías: «Este año va a ser muy limitado el consumo», advierte el titular del CIPDO

El presidente del Centro de Industriales Panaderos del Oeste (CIPDO), Rodolfo Silva, vaticinó unas Pascuas «distintas» y con medidas sanitarias para mantener la clientela, en tiempo de pandemia y cuarentena en el Conurbano.

Silva consideró que «este año es distinto o atípico al resto de los años. Si bien las pascuas ya están encima, tratamos de poder llevar adelante los negocios y panaderías de la mejor manera».

Y es que este año las pascuas llegan en medio de una emergencia mundial generada por el coronavirus y con medidas que afectan a distintos sectores, entre ellos los panaderos. Si bien están entre los comercios exceptuados y puede abrir sus puertas, las ventas bajaron un 70%.

Ya con la Semana Santa en Curso, el referente panadero anticipó: «Este año va a ser muy limitado el consumo de las roscas y los huevos de Pascuas y creo que los precios van a ser accesibles, sobre todo como para poder tener un ingreso y mantener la clientela».

Medidas de higiene

Como proveedores de alimentos, los panaderos refuerzan las medidas sanitarias para proteger a sus empleados y a sus clientes: «Desde el Centro de Panaderos recomendamos que se tomen todas las medidas higiénicas y de control como lo viene pidiendo el ministerio de Salud de la Nación».

Así, por ejemplo, no permiten que dentro de los comercios haya más de dos personas y piden que haya distancia de un metro entre los clientes. «Creemos que son medidas fundamentales para acompañar este aislamiento y lo que significa el Covid-19» aseguró Silva.

Por último, el panadero aconsejó que los vecinos hagan fila fuera de las comercios y que «los empleados usen barbijo permanentemente, que no se lo saquen, que se laven las manos y que tengan alcohol cerca, sobre todo quienes cobran para no trasladar bacterias».