La Provincia controla, pero no restringe: «Los adultos mayores no tienen que estar enclaustrados»

El gobernador, Axel Kicillof, explicó cómo sigue la fase «administrada» del aislamiento preventivo y obligatorio en la Provincia. No habló de flexibilización de la cuarentena, sino de “una profundización de los mecanismos de control siempre pensando en la salud y la vida de la población“. Esperará a que de cada municipio lleguen las propuestas de apertura.

En una conferencia de prensa realizada en el Salón Dorado de Casa de Gobierno junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud, Daniel Gollán, el mandatario anunció que habrá controles en las rutas y en los accesos a los distritos, y que se aplicarán protocolos «más rígidos» para el uso del transporte público. A diferencia de la ciudad de Buenos Aires, dijo en la Provincia no se exigirá un permiso para circular a los adultos mayores de 70 años.

Además, reiteró que los pedidos de excepciones que realizaron los municipios serán elevados al gobierno nacional para que evalúe su eventual habilitación.

«Vamos a profundizar la cuarentena en adultos mayores y grupos de riesgo. Eso tiene que ver con múltiples medidas distintas a las que aplicó la ciudad de Buenos Aires. Más allá de la discusión, no son posibles en territorio bonaerense», dijo.

De acuerdo al protocolo difundido hoy, tampoco se exige clausurar los geriátricos en casos que aparezcan casos de covid-19. Se propone atender a la población y hacer un seguimiento. Y aislar solo a las personas que requieran atención.

En este sentido, el ministro de Salud, Daniel Gollán, detalló: «Nuestros protocolos no son restrictivos. Los adultos mayores no tienen que estar enclaustrados. Tienen que estar cuidados. Hay que trabajar con cuidadores»

Agregó que habrá «protocolos muy precisos para geriátricos. Estamos siendo muy estrictos en las normas del contacto con afuera. Si hay un caso de coronavirus no hay que salir corriendo y sacar a todos adultos mayores de ese lugar. Ahí va un equipo de epidemiología. Se establece quién debe ser derivado y quién no. Se deja un control estricto dentro», afirmó el funcionario.

El gobernador también informó que «el transporte público va a tener más restricciones». Pero se habilitarán servicios interurbanos. Habrá nuevos protocolos. «Hoy el transporte interurbano está cerrado. Será necesario mantener distancia y mantener condiciones de higiene», dijo el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco.

Habrá nuevos protocolos para colectivos, remises, colectivos, motos. Para que no sea el transporte un vector de expansión, señaló Kicillof. También se profundizarán los controles de rutas nacionales y provinciales. «Necesitamos que ni a través del transporte público ni privado el virus avance. Se van a generar controles estandarizados», agregó.

Por ahora están autorizadas solo las once actividades que propuso la Jefatura de Gabinete de la Nación. Pero la nómina se ampliará en esos municipios en las próximas horas.

«La fase administrada de la cuarentena va a ser dinámica. Si en una ciudad no había contagios y se habilitan actividades y encontramos que empiezan a proliferar contagios se irá marcha atrás», señalaron desde la gobernación.

Este mediodía no se detalló la cantidad total de municipios que tendrán habilitadas excepciones. Tampoco se dijo cuál será la dinámica en los 40 municipios que tienen pocos casos de contagio. En el Conurbano, la postura es dar muy pocas o ninguna excepción. «Vamos a tener un mapa de autorizaciones con muchísimo rigor», dijo Kicillof hoy.

A su vez, el intendente de Morón, Lucas Ghi, explicaba en una conferencia de prensa virtual que se estaban elaborando esos protocolos regidos por el DNU presidencial, para los sectores comerciales y productivos de la comuna.