La Clínica Agüero de Morón tiene 12 contagios de Covid19 dentro de su planta: Denuncian falta de seguridad sanitaria

Como ocurrió en un hospital de San Martín, un clínica de Morón aparece hoy como zona de riesgo, debido a que se confirmó que 12 trabajadores de la Clínica Agüero dieron positivo de coronavirus. Y por supuesto ya hay versiones cruzadas.

El contagio en zonas de trabajo no sólo incrementa la pandemia sino que resta personal médico. En este caso se infectaron un enfermero, tres médicos, dos camilleros, un supervisor, dos administrativos y tres directivos que debieron ser aislados por dar positivo en el test de coronavirus.

Esto fue informado en un comunicado emitido por la misma Clínica Agüero. Un caso que se viene repitiendo a diario en los establecimiento destinados al cuidado de la salud.

Martín Cohen, jefe de terapia intensiva y vocero de la clínica, tranquilizó hoy: “La clínica está funcionando. Afortunadamente, les puedo decir que podemos y estamos brindando todo lo que se necesita y eso es a base del doble del esfuerzo de nuestro personal”.

«El personal está activo en este momento. Estamos en la primer línea de trabajo, de funciones. Estamos cumpliendo tareas múltiples y muchos más horarios. Estamos logrando que la clínica funcione puertas para adentro, correctamente y cumpliendo con todos los pacientes gracias al esfuerzo que está poniendo todo nuestro personal”, apuntó.

Sin embargo, un empleado del centro asistencia, que atiende afiliados de PAMI, denunció al Diario de Izquierda que «si uno entra a la clínica Agüero, va a ver una valla y cintas que prohíben el paso en el corredor por donde circulan los directivos, o sea que el personal y pacientes que ingresan a la clínica no pueden pasar por la escalera por donde suben los directivos».

«Pensaron que delimitando ese lugar iban a salvarse y no se iban a contagiar. A pesar de eso, varios miembros de la Dirección se infectaron y luego intentaron descargar toda la culpa en nuestro supervisor pero la verdadera culpable es la patronal, ya que, días antes, un directivo había estado reunido con De Andrea y gente del municipio de Morón, vaya uno a a saber para qué, ¿no?, sin guardar ningún tipo de medida de prevención», cuestionó. Lo cierto es que dos funcionarios están hace diez días en cuarentena.

Más adelante, esbozó cuál fue la cadena de contagios: «después nos enteramos que este mismo directivo, quien había festejado su cumpleaños previamente sin respetar la cuarentena, tuvo una reunión con el supervisor, al cual contagió tiempo antes de que procediera a aplicarle las vacunas al personal de salud».

Finalmente, contó que nos dijeron que tenemos que seguir trabajando, que no teníamos que guardar cuarentena, a lo cual muchos nos negamos, pero nos obligaron a prestar tareas bajo amenaza de despedirnos».